Las instituciones financieras ya ofrecen instrumentos con los cuales captan divisas y pueden intermediarlas.

Los bancos comenzaron la carrera por captar divisas para intermediarlas y ofrecer productos a sus clientes que ayuden a transar con moneda dura dentro del país.

La diferencias con las iniciativas anteriores del manejo de cuentas en dólares es que en esta oportunidad habrá incluso operaciones por taquilla.

La novedad es que se podrán hacer operaciones en taquilla como depósitos y retiro de efectivo para facilitar la operatividad de la rutina de pagos y cobros.

Por el momento, solo se podrán hacer transferencia entre clientes del mismo banco, porque no existe una cámara de compensación en divisas, lo que según el economista y analista financiero, Leonardo Buniak, es cuestión para resolverlo.

Indica el experto que, esta es una consecuencia lógica de la “dolarización transaccional” que experimenta la economía venezolana, en donde al “pulverizarse el valor de bolívar”, las monedas duras surgen como medio de pago e instrumento para preservar el valor.

Regresando al tema de las características de los productos financieros para el manejo y transacción de divisas en el mercado interno que crea la banca, estos no podrán recibir trasferencias del exterior al no poseer bancos corresponsales y mecanismos de compensación debido a las sanciones.

Asimismo no tiene, por los momentos, instrumentos de movilización como chequera ni tarjeta de débito, ni serán remuneradas.

Arelys Pérez, vicepresidente de Banca Personas de Bancaribe, señala que la oferta de la institución denominada “Mi cuenta en divisas” surgió de “la necesidad que tienen nuestros clientes de disponer de una cuenta en moneda extranjera, que tenga movilidad y complemente o sustituya las transacciones que, cada vez con mayor frecuencia, se realizan en efectivo en comercios y entre personas en el país”.

Por su parte, Leonardo Buniak, saluda esta iniciativa que abre espacio para comenzar a superar las distorsiones que enfrenta la economía venezolana.