La decisión se debe a la imposibilidad de la entidad financiera de ejecutar pagos a sus clientes por el fin de la relación con los bancos corresponsales

El Banco del Orinoco NV, perteneciente al Grupo Financiero BOD, decidió cesar sus operaciones en Curazao debido a la imposibilidad de continuar en la isla luego de 24 años de presencia.

La decisión fue adoptada en la asamblea del pasado 3 de septiembre, y responde a la imposibilidad de la entidad financiera de ejecutar pagos a sus clientes por el fin de la relación con los bancos corresponsales o las limitaciones para ejecutar transferencias.

Aseguran que la situación resulta más complicada debido a las políticas del Banco Central de Curazao frente a las alertas por la presunta vinculación de la isla con el lavado de dinero.

El presidente de la junta de accionistas, concluyó que este escenario impacta directamente en el desarrollo de la organización financiera, razón por la cual propuso la liquidación de la institución, ante lo que el grupo de accionistas declaró estar de acuerdo y se procedió a notificar al Banco Central de Curazao.