Armando Chacín indicó que implementaron un protocolo para evitar el contagio con la COVID-19 en el sector rural


El presidente de Fedenaga, Armando Chacín, afirmó que los tres meses de cuarentena “nos han afectado muy duro”, especialmente en la producción de leche.

Antes de la pandemia se trabajaba con 30% de la capacidad instalada de la industria láctea, y eso cayó en 16%. “Contamos con menos producción”, advirtió en entrevista para Unión Radio.

Dijo que han tenido “muchos percances” y espera que se mejore el abastecimiento de combustible. No en todos los municipios se ha regularizado el acceso al combustible, subrayó.

Nuestro trabajo es alimentar al país, enfatizó. “Con uñas y dientes vamos a seguirlo haciendo”.

Chacín indicó que implementaron un protocolo para evitar el contagio con la COVID-19, en el sector rural.