El precio acordado es de subsistencia, señala Fesoca. El consumo en el país cayó a 15 kilos per cápita al año

En cuestión de una semana el precio del azúcar llegó a lo que Fesoca llama de “supervivencia”. Mejor que el anterior, pero no todavía ideal.

El precio de 175 mil bolívares para el kilo de azúcar refinada sí fue acordado con el gobierno de Nicolás Maduro, aseguró José Ricardo Álvarez, presidente de Fesoca. Fluctuará en la medida en que fluctúe el dólar del BCV.

Este precio es de subsistencia, pero no incentiva la siembra de caña de azúcar en el país, comenta. De acuerdo con sus estimaciones, idealmente debería ser de 1,20 a 1,50 dólares el kilo.

El consumo en Venezuela está entre 30 mil y 50 mil toneladas de azúcar al mes, y la producción nacional cubre 25 %.

Nosotros llegamos a tener un consumo de 36 kilos por persona al año, hoy es de 15 kilos por persona debido a los factores de la crisis. El estándar es de 25 kilos per cápita.

La producción de todos los rubros agrícolas en la Venezuela de hoy es de 20 %. El lema que defiende Álvarez es que si no hay comida, no hay salud, y por eso han defendido esta posición en la FAO.

Actualmente, se siembran 50 mil hectáreas de caña, con una producción de 2 millones de toneladas de caña, expone Fesoca. Hoy tenemos 40 toneladas por hectárea, pero llegamos a producir el doble, y a sembrar 120 mil hectáreas de caña.

Para volver a lograrlo se necesita, según Álvarez, una política clara, sin incertidumbre y con financiamiento.