La deficiencias de servicios públicos, la falta de fertilizantes y las competencia con las mercancía de exportación son algunos de los problemas que enfrentan las centrales azucareras.

Desde la Federación de Cañicultores de Venezuela (Fesoca), se denunció este miércoles 12 de febrero que, las exportaciones del rubro ahogan la producción nacional, que ya se encuentra bastante limitada debido a la falta de fertilizantes e insumos.

José Álvarez Yépez, presidente de Fesoca, indicó que que la situación es sumamente grave, puesto que tienen una producción de “azúcar más baja en los últimos 50 años, ya que que desde hace 4 o 5 años no se fertiliza la caña como debería ser. No se realizan las labores de campo que se deberían hacer, porque no conseguimos los insumos”.

Señaló que de un promedio de 80 toneladas de caña por hectárea, se ha reducido a 40 porque “no nutrimos las plantas y las que están allí se encuentran raquíticas, sin nutrición”, y solo nos queda la impotencia de ver cómo se desaparecen los cultivos.

Álvarez, denunció que el pasado martes 11 de febrero, Pequiven informó que no puede garantizar los fertilizantes, motivos por el cual, les queda ir al mercado exportador para traer los rubros necesarios para producir.

El presidente de Fesoca, también informó que la mercancía exportada no cuenta con los permisos sanitarios, lo que representa un riesgo a la salud pública de los venezolanos.