Durante la apertura de este miércoles 14 de agosto, el indicador de mercado petrolero estadounidense experimentó un ascenso del 4% por la incertidumbre de los inversionistas con respecto a la posible imposición de nuevos aranceles por parte de Washington a Pekín

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) cayó este miércoles 5,2% durante una jornada marcada por el aumento de las reservas de crudo de Estados Unidos, aunados a malos datos económicos procedentes de Europa y China.

Según lo reseñado por la agencia española de noticias EFE, los contratos de futuros de WTI para entrega en septiembre, restaban 2,97 dólares respecto a la jornada anterior y el precio del barril se situaba en 54,13 dólares.

Para este miércoles, el Gobierno de China comunicó que la producción industrial se expandió el 4,8% interanual en julio, un 1,5% menos que la cifra alcanzada el mes anterior, el crecimiento más lento de este indicador desde febrero de 2002, lo que evidencia la debilidad de su demanda doméstica en plena disputa comercial con EEUU.

Por otra parte, la Administración de Información de la Energía de Estados Unidos divulgó que la semana terminada el 9 de agosto las reservas de crudo aumentaron en 1,6 millones de barriles diarios, cuando los analistas esperaban un descenso de 2,8 millones. Se trata de la segunda semana consecutiva con un incremento.

No obstante, las reservas semanales de gasolina descendieron en 1,4 millones de barriles, mientras que la expectativa era de aumento.