El Dortmund afronta la recta final sin su capitán Marco Reus, suspendido dos partidos por una entrada peligrosa en el duelo contra el Schalke

“¡Todo es posible!”, declaró este viernes Lucien Favre, entrenador del Borussia Dortmund, criticado por sus declaraciones derrotistas la semana pasada, sobre el duelo que mantiene su equipo con el Bayern Múnich por el título de la Bundesliga.

Con tres jornadas por disputar, el Dortmund tiene dos puntos menos que el Bayern y se desplaza a Bremen el sábado, mientras que el gigante bávaro recibe al colista Hanóver.

Unos minutos después de la derrota 4-2 ante el Schalke el pasado sábado, Favre señaló que el título “estaba perdido”.

Pero el día siguiente, ante la sorpresa general, el Bayern sólo cosechó un empate 1-1 en la cancha del penúltimo Nuremberg.

“Todo el mundo pensaba que no había nada que hacer, nadie creía que el Bayern iba a empatar en Nuremberg. Ahora todo es posible de nuevo”, se justificó Favre este viernes.

Su director deportivo Michael Zorc defendió al entrenador: “Creo que lo único que dijo Lucien Favre tras el partido era lo que todo el mundo sentía. En este momento estábamos en el fondo del agujero, ahora todo está abierto de nuevo”:

El Dortmund afronta la recta final sin su capitán Marco Reus, suspendido dos partidos por una entrada peligrosa en el duelo contra el Schalke. Solo llegará al último duelo del curso, en Moenchengladbach, que podría ser decisivo para el título.