Roybert Echeverría un inquebrantable peleador inspirado por sus ideales y encaminado a la UFC

Arnaldo Fernández l @fernandzarnaldo

Actualmente es considerado como el mayor prospecto venezolano con miras a la UFC, y entrena duro para llegar más allá y convertirse en campeón del mundo

La actualidad de los venezolanos en las Artes Marciales Mixtas es de las mejores en la historia. Los atletas se preparan para llegar a la UFC y seguir los pasos de Omar Morales y Verónica Macedo. Hay peleadores que desde ya, están escribiendo su propia historia y su futuro pinta para grandes cosas, tal es el caso de Roybert Echeverría, invicto en cuatro presentaciones en la TFC, filial de la máxima categoría de combates en el mundo.

El atleta nacional conversó en exclusiva para Contrapunto acerca de su presente y esas metas que cada día se ven más cercanas. Oriundo de Monagas, Echeverría cuenta con una historia muy particular, un luchador en las calles venezolanas que en 2017 decidió salir a protestar por sus ideales y que la vida le otorgó la oportunidad de representar a Venezuela en las jaulas de la TFC, siempre inspirado por su lucha como el mismo nos cuenta.

Sobrado en el octágono

Interrogado sobre la manera como ha triunfado en sus cuatro presentaciones, en las que se ha visto sobrado ante rivales de mucha calidad, nos asegura que es el producto del trabajo que viene realizando, el cual tiene una meta y un objetivo muy claro y es esa concentración la que hace que los resultados se vean más sencillos.

“Cuando uno entra al octágono con esa decisión, sin duda que el ambiente es otro, la energía es otra y eso se demuestra. De esa manera entreno y no espero que sea diferente en cada pelea”, afirmó.

El recorrido para Roybert “The Unbroken” Echeverría antes de subirse a la jaula a pelear, siempre tiene la misma meta: “Al principio los dos primeros combates se sentía un poco extraño porque no tenía público, ya en las dos últimas los combates fueron con público, pero igual la meta es la misma. Cada vez voy decidido pensando que la otra persona no entrenó más duro que yo y no tuvo los mismos sacrificios. Solo pienso en conseguir la victoria”.

El orgullo de representar a Venezuela

En Venezuela cada vez más se disfrutan los combates de Artes Marciales Mixtas, las victorias de Omar Morales en la UFC son celebradas como los triunfos de La Vinotinto en fútbol, los cuadrangulares de Ronald Acuña en la MLB y estos triunfos de Roybert cada vez están sonando más y los venezolanos se enorgullecen de esos representantes.

Ante esta realidad, Echeverría asegura que el honor de representar a nuestro país siempre va más allá de cualquier circunstancia: “Es un honor ser venezolano y recibir ese apoyo de mi país es un orgullo que no creo que todos los países puedan decir, y no me refiero solo a atletas venezolanos sino a nivel mundial”.

Por esa razón asegura que día a día entrena muy duro, ya que se toma con gran seriedad el hecho de subirse al octágono a representar a Venezuela.

Rumbo a la UFC

El nivel de Roybert Echeverría lo proyecta como un peleador que puede llegar dentro de muy poco a la UFC, los expertos lo califican como el atleta venezolano con mayor proyección para llegara estos grandes escenarios: “Ahorita me siento a un nivel bastante completo para estar entre los mejores del mundo, lo he demostrado no solamente en mis peleas, también en los entrenamientos”.

El venezolano ha tenido la oportunidad de entrenar con duros de la UFC que se encuentran en el Top 10 de las Artes Marciales Mixtas y les ha dado la batalla de tu a tu, recibiendo halagos y demostrando de lo que está hecho.

“El tiempo de Dios es perfecto, yo solamente estoy dando un paso a la vez y asegurándome que esos pasos sean sólidos”, afirmó.

Apoyo de Omar Morales

Roybert Echeverría ha recibido el apoyo de Omar Morales, venezolano que actualmente compite en la UFC, y que además de haber tenido la oportunidad de entrenar junto a el, son grandes amigos: “Omar sabe el enfoque que yo tengo y lo duro que entreno para mi meta que es seguir sus pasos”.

“Quiero ser otro venezolano que llegue a la UFC y no solamente eso, mi meta va más allá, tengo claro que quiero ser campeón de la división y el sabe que tengo el nivel, me apoya y todo consejo que venga de su parte lo tomo bastante serio”.

El corazón en Venezuela

El peleador de la TFC siempre tiene presente a su país, a pesar de que vive en una comunidad de Miami donde hay muchos venezolanos que lo apoyan, nos cuenta que en sus dos últimas peleas se sintió como en casa por esa forma en la que el público lo arropó.

“He tenido bastante público y en su mayoría ha sido venezolano, eso es algo que no tiene precio. Yo peleé en Venezuela y escuchar esas palabras esos gritos con la energía que nos caracteriza sin duda que tiene un extra”.

La máscara de la rebelión contra los sistemas corruptos y opresores

Cada vez que se monta en el octágono, Roybert tiene presente esa lucha que vivió en Venezuela, algo que lleva en las venas para donde va y que no ha olvidado, por el contrario lo recuerda y lo vive con pasión como un venezolano al que le duele su país.

“Esa es la máscara de Anonymus, representa la rebelión y la resistencia contra los sistemas corruptos y políticos, gente que intenta dominar a través de una dictadura y es lo que lamentablemente se vive en Venezuela. Yo fui parte de esa lucha, también fui víctima y es algo que me lo tomo muy en serio porque yo estuve viviéndolo en las calles, para mi es algo personal y lo decidí traer como motivación a mi carrera”, subrayó.

Al colocarse la máscara, Roybert siente que representa a muchas personas, algunas que perdieron sus vidas en las calles durante las protestas en 2017: “Esta lucha me inspira 100%, hoy en día, Neomar Lander no está luchando por sus sueños, porque dejó su vida en las calles, Juan Pernalete no está luchando por sus sueños porque también dio su vida en las calles, Bassil Da Costa, muchos de los jóvenes que querían un futuro, y yo tuve el privilegio de luchar en las calles como ellos y gracias a Dios pude seguir vivo, yo pude haber sido una de esas personas que hoy lamentablemente no se encuentran con nosotros”.

Es un atleta que se atreve a decir lo que siente y no se calla, lo tiene claro y asegura que no le debe nada a nadie, razón por la que nunca tuvo miedo de hablar, ni en las calles de Venezuela ni donde se encuentra en estos momentos haciendo una carrera exitosa dentro de las Artes Marciales Mixtas: “Soy quien soy por lo que he hecho y lo tomo con toda la responsabilidad del mundo. Se que hay muchas personas que piensan igual que yo pero no lo dicen”.

Futuro cinturón en mente

Al ser interrogado sobre si se ve como futuro campeón de la UFC, no duda en responder que visualiza ese cinturón todos los días y es su meta, y para eso entrena a diario.

“Yo se que es cuestión de tiempo, no te puedo decir que el año que viene, pero vamos pa allá. Este es un deporte muy duro y tiene sus sacrificios pero hoy día estoy en el camino correcto y por decirlo así, camino a la cima. Puede que tenga un tropiezo, no se sabe pero la idea está en no parar. Un refrán que yo uso es “Mantente inquebrantable”, y de eso se trata. He pasado bastantes situaciones en mi vida personal y el deporte y he seguido adelante”, destacó.

Ejemplo a seguir

A las nuevas generaciones de la MMA les aconseja que tengan una meta y que no peleen solamente por pelear ya que a su juicio es una actitud que lleva a ser un peleador regular: “Si tienes una meta que no solamente es pelear, sino ser campeón, ver bien a tu familia, un mejor estilo de vida y si tienes eso, o una razón, agregado a la disciplina, la constancia”.

Mantenerse enfocado y tener como guía a Dios, a quien a diario le agradece por mantenerse sano, libre de lesiones y levantarse ante las dificultades.