Considerada uno de los cinco ‘monumentos’, la Milán-San Remo se corre tradicionalmente a mediados de marzo

La próxima edición de la Milán-San Remo, reprogramada para el 8 de agosto como consecuencia de la pandemia del nuevo coronavirus, tendrá el mismo recorrido que el inicialmente previsto en marzo (291 km), aunque la llegada se retrasará a las 18h30 aproximadamente, anunciaron este miércoles sus organizadores.

“El 8 de agosto en una fecha dictada por los momentos difíciles que hemos atravesado y la revolución sufrida por el calendario ciclista este año”, declaró Mauro Vegni, director de la empresa organizadora (RCS), en la presentación de la prueba en Brembate, cerca de Bérgamo (norte).

Considerada uno de los cinco ‘monumentos’ (las grandes clásicas de un día), la Milán-San Remo se corre tradicionalmente a mediados de marzo, dando inicio a la temporada de las clásicas. 

“Tendremos grandes campeones en la salida”, destacó Vegni, que citó los nombres de los últimos vencedores, el francés Julian Alaphilippe (2019) y el italiano Vincenzo Nibali (2018), pero también el del eslovaco Peter Sagan, el colombiano Fernando Gaviria, el australiano Caleb Ewan, el belga Wout Van Aert y el holandés Mathieu van de Poel.