“Toca cumplir con la preparación final a los Juegos Olímpicos en Rusia, que es una plaza por excelencia en este deporte”, explicó Luis Seijas, presidente de la Federación Venezolana de la especialidad

El equipo venezolano de levantamiento de pesas y sus cuatro clasificados olímpicos, partieron el pasado domingo a la capital rusa de Moscú, donde realizarán la base de preparación para los Juegos Olímpicos de Tokio, reseñaron medios deportivos.

Julio Mayora (73kg), Yusleidy Figueroa (59kg), Keydomar Vallenilla (96kg) y Naryuri Pérez (87kg) se mantendrán en territorio ruso hasta el 19 de julio, fecha en la que partirán con destino a Japón, para ingresar en la burbuja, aclimatarse y posteriormente iniciar competencias en la plataforma 4×4 del Foro Internacional de Tokio, del 24 de julio al 3 de agosto.

“Toca cumplir con la preparación final a los Juegos Olímpicos en Rusia, que es una plaza por excelencia en este deporte”, explicó Luis Seijas, presidente de la Federación Venezolana de la especialidad.

Seijas recordó que “Yusleidy y Naryuri son dos atletas que ya estuvieron en Río 2016 y de quienes esperamos un buen resultado en Tokio. Además, contamos con Julio Mayora, quien marcha invicto este ciclo y es una de las garantías a podio más grande que tienen las pesas venezolanas en estos Juegos Olímpicos”.

El más joven de la selección olímpica de la halterofilia es Keydomar Vallenilla, medallista mundial menor, juvenil y adulto y quien cuenta con registros muy favorables hacia su primera expedición olímpica.

Figueroa clasificó como quinta del mundo en los 59kg, mientras Pérez accedió de forma directa por ranking mundial en los 87kg en la séptima casilla.

En el renglón masculino, Mayora fue el mejor posicionado de Venezuela en el escalafón mundial, al ubicarse en la cuarta casilla de los -73kg, y Vallenilla logró su plaza como el séptimo mejor hombre del planeta en los 96 kg.