El esgrimista Rubén Limardo lamentó la muerte de quien fuese su compañero en la selección nacional, Edson Acosta, en una cola de gasolina.

“Edson: Voy a recordarte alegre, lleno de vida, con tus bromas elocuentes y con la calidad que le dejaste a la esgrima. Hoy el destino se ha cobrado la vida de un amigo, atleta y hombre del deporte, que no debió morir así en esas condiciones”, escribió en redes sociales.

Una guaya de alta tensión cayó sobre Acosta mientras hacía cola para echar gasolina.

Lo que le sucedió a Acosta le puede pasar “a cualquiera de nosotros”, subrayó Limardo.