El esloveno Luka Doncic dice presente para luchar por el anillo con los Dallas Mavericks, tras liderar un recital de baloncesto con el que los Mavs pasaron por encima de los Phoenix Suns en el séptimo y decisivo partido de las semifinales del Oeste (90-123).

Doncic acabó el partido con 35 puntos, 10 rebotes y 4 asistencias en apenas 30 minutos en la pista para meter a Dallas en las finales de Conferencia contra los Golden State Warriors de Curry.

Doncic, al descanso ya llevaba 27 puntos, los mismos que todo el equipo de Phoenix y acabó el partido con un 12 de 19 en tiros y 6 triples de 11 intentos. El exmadridista estuvo apoyado por los 30 de Spencer Dinwiddie, en una noche en la que los Mavericks dominaron técnicamente, tácticamente y mentalmente a los Suns, el mejor equipo del año en la temporada regular con un balance de 64-18.