El Barça tiene aproximadamente dos meses para retirar camisetas de Messi de los vestidores, según fuentes de la entidad, pero la cantidad de camisetas del seis veces Balón de Oro que se tendrán que devolver no será significativa debido a que consiguieron vender todas las camisetas

8 de cada 10 camisetas que se vendían del Barcelona FC llevaban el número 10 de Lionel Messi, lo cual suponía unos ingresos de 20 y 30 millones de euros por temporada para el club catalán, según estudios.

El especialista en la economía del Barça y director general de Diagonal Inversiones, Marc Ciria, explicó a EFE este martes 10 de agosto, que el Barça ahora está apostando comercialmente por Memphis Depay, quien podría ocasionar la venta de 5 de cada 10 camisetas con su dorsal, para evitar que la caída de las ventas del club fuese más allá del 30% a corto plazo por la retirada del delantero argentino.

Las camisetas de Lionel Messi de la temporada 2021-2022 desaparecieron de las tiendas oficiales del Barcelona FC, tras anunciarse su fichaje por el Paris Saint-Germain, y ahora Nike será la encargada de decidir su destino una vez que el club se las haya devuelto, aunque no se calculan grandes pérdidas económicas en este sentido.

El Barça tiene aproximadamente dos meses para retirar camisetas de Messi de los vestidores, según fuentes de la entidad, pero la cantidad de camisetas del seis veces Balón de Oro que se tendrán que devolver no será significativa debido a que consiguieron vender todas las camisetas del astro Messi, de la temporada pasada.

Responsables de las tiendas azulgranas sólo deberían devolver a la multinacional norteamericana de Nike, aquellas camisas que los dependientes estamparon para que los aficionados las compraran sin necesidad de hacer la cola de la estampación.

Por otro lado, los responsables de las tiendas del Barcelona FC aclaran que las láminas con el número y el nombre se suelen recortar para poder reutilizarlas con otros jugadores y que no se devuelven a Nike. Esto es lo que sucedió con todos los jugadores referentes que se marcharon con anterioridad, como sucedió en el caso de Neymar, que otra vez se convertirá en compañero de Messi, esta vez en el club galo PSG.