Venezolanos y colombianos completaron un partido gris en el cual no se sacaron diferencias y en donde el gran ausente fue el gol

La Vinotinto y la Selección Colombia protagonizaron un partido lleno de imprecisiones en la ciudad de Miami.

Los dirigidos por Rafael Dudamel venían de una concentración llena de incertidumbre en donde una de sus piezas fundamentales, Juanpi Añor, declaró que sentían que se les estaba “saboteando el trabajo”, esto en referencia al único partido que disputarían los nacionales a diferencias de los dos encuentros disputados por los equipos de la zona.

Hasta el minuto 65, la única ocasión de gol generada por la Vinotinto fue a balón detenido por intermedio de Yeferson Soteldo, mientras que Colombia perdió el peso ofensivo luego de la salida de Juan Guillermo Cuadrado.

Sin embargo, Colombia lo intentaba por intermedio de Díaz que generaba una jugada de peligro, en donde se llevaba por el medio al portero Wuilker Fariñez, que como siempre defendía la portería con bríos.

Colombia venía de igualar a dos goles contra la poderosa Brasil, y en esta ocasión los dirigidos por Carlos Queiroz, jugaron un poco más relajados ante un seleccionado venezolano que le costaba un mundo poder generar fútbol ofensivo, a pesar de la calidad de nombres con los que contaba en su plantilla.

Lo mejor de Venezuela vino después del minuto 80 con la entrada de Rómulo Otero, quién ingresó por Soteldo, pero el que más lo intentaba era Darwin Machís, aunque muy solo.

Rómulo Otero, estuvo a punto de anotar ya en el tiempo de descuento y con un tiro libre espectacular que demuestra ser un arma a tener en consideración para Venezuela y que Dudamel no ha tomado en cuenta en las últimas convocatorias.

A pesar del empate ante una selección rankeada como Colombia, es mucho lo que tiene que reflexionar el cuerpo técnico de Venezuela, sobretodo en el aspecto ofensivo, a pesar de las ausencias se debe mejorar el esquema táctico y gestar las jugadas necesarias para poder conseguir los goles de cara a la eliminatoria.

El próximo juego de la Vinotinto será en Caracas, ante la selección de Bolivia dirigida por César Farías, en lo que será el regreso de la selección al país en el estadio Olímpico Universitario.