Este jueves Brasil selló su boleto a semifinales tras ganarle 4-3 a Paraguay por la vía de los penales, esperando al rival resultante del encuentro entre Venezuela y Argentina de este viernes en el Maracaná

Venezuela ha tenido un transitar de ensueño en esta Copa América, quedando como segunda en un grupo que contaba con el anfitrión, además de Perú y Bolivia, rivales que en tiempos del cenicientismo hacían y deshacían contra la Vinotinto en partidos oficiales o amistosos.

Pero el tiempo (afortunadamente) se mantiene en constante cambio, y el proceso que Rafael Dudamel mantiene desde las categorías inferiores con muchos jugadores ha ido cosechando sus frutos.

El otro cambio es el tecnológico, ya que con la correcta ayuda del videoarbitraje los partidos ante Brasil y Perú quedaron empatados sin goles, además de trascendentales intervenciones del arquero Wuilker Fariñez.

Pero ya la fase de grupos quedó atrás, y el objetivo es jugarle con todo a Argentina, rival que mantiene un récord de 20 victorias en 24 encuentros históricos entre ambas oncenas, siendo la primera victoria de los nuestros en el 1-0 en Puerto Ordaz en las Eliminatorias del Mundial 2014, con gol de Amorebieta.

La camisa de Argentina es pesada y ese es el factor que juega en contra de la Vinotinto, que cayó en esta misma instancia en la última victoria de la Albiceleste frente a Venezuela, en la Copa América Centenario con un 4-1.

Sin embargo, el fútbol de la selección venezolana ya no es el mismo. Además de una plantilla llenas de jóvenes promesas como Murillo, Soteldo y Wuilker, cuenta con la jerarquía que proporcionan jugadores de experiencia europea como Rondón y Rincón. Argentina no le ha ganado a Venezuela en sus ultimos tres encuentros.

Par de empates en las eliminatorias al Mundial de Rusia (2-2 en Mérida y 1-1 en Buenos Aires) y el 3-1 propinado por la Vinotinto en el Wanda Metropolitano de Madrid el pasado mes de marzo, fueron resultados que le demostraron al mundo que Venezuela es un rival de consideración en el continente.

Esperamos que todo sea favorable para la selección nacional que, si supera este reto, le tocaría la otra franela más pesada (aunque un poco percudida) del continente: Brasil.

Con la Canarinha, Venezuela tiene un récord de una victoria, tres empates y 21 derrotas, enfrentandose en Copa América en 8 ocasiones: 6 victorias para los amazónicos y 2 empates.

Venezuela poco ha poco se ha dado su puesto en el fútbol continental, históricamente protagonizado por camisetas pesadas como Argentina, Brasil y Uruguay, pero que ha tenido un cambio de roles con los grandes trabajos que han hecho selecciones como la nuestra, la colombiana y la peruana.

Son vientos de cambio y la Vinotinto sigue su poética y heroica travesía en los retos que impone el nuevo fútbol mundial.