Superando lesiones y demostrando qué hay talento para rato, el atleta nacional se coronó como campeón invicto en Lima 2019

El campeón panamericano de kumite, categoría – 67 kilogramos, conversó desde El Hatillo con Contrapunto acerca de sus impresiones de este gran triunfo para el karate y el deporte nacional.

“Estoy feliz de saber qué hay tanta gente apoyándome, fue una competencia bastante complicada, había tres medallistas mundiales y luchamos hasta el final por esa medalla que es un logro importante para nuestras aspiraciones a estar en Tokio 2020”, destacó Madera.

Luego de obtener la medalla dorada, al sonar el himno, el campeón panamericano se notó emocionado visiblemente ante las cámaras y nos cuenta que en ese momento recordaba toda la gente que lo apoyó entre tantos momentos negativos que le tocó vivir entre 2018 y principios de 2019.

Con el coraje de venir de una lesión, e incluso pensar en el retiro, fueron muchos quienes lo motivaron y le hicieron sacar ese coraje para alcanzar sus objetivos.

El campeón de toda Venezuela asegura que la meta siempre fue la medalla de oro, debido a que ese era el resultado que necesitaba para seguir con sus aspiraciones a Tokio 2020, una medalla que siempre visualizó para poder obtener ese cupo de los 10 vacantes a las olimpiadas.

“Tenía que visualizar ese triunfo; tenía que desayunar, almorzar y cenar con ese oro en la mente y gracias a Dios se dieron esas proyecciones”, afirmó.

Próximamente, continúa con los campeonatos de la Liga Premier de Karate, en dos semanas viaja a Japón, también deberá competir en Chile, Rusia y España; enfocado en obtener resultados válidos para el cupo olímpico.

“Ser el número uno del continente es lo que me va a permitir obtener ese boleto a los Juegos Olímpicos y prometo luchar hasta el final para obtener ese objetivo”, finalizó Madera.