La ACNO agrega que está revisando actualmente el proceso de licitación, que se reabrirá el próximo año

La Asociación de Comités Olímpicos Nacionales (ACNO), ha informado el pasado viernes de que su comité ejecutivo ha decidido aplazar la próxima edición de los Juegos Mundiales de Playa, que estaban previstos para 2021, hasta el año 2023 para aliviar la presión sobre los comités y asegurar que puedan centrarse en la preparación de sus deportistas para los postergados Juegos Olímpicos de Tokio 2020 y los Juegos Olímpicos de Invierno de Pekín 2022.

La ACNO tenía la intención de acoger la segunda edición de los Juegos Mundiales de Playa en 2021, tras el éxito de la edición inaugural en Qatar el año pasado.

En enero, la ACNO abrió el proceso de presentación de candidaturas para que los comités olímpicos nacionales presentaran su interés en acoger las ediciones de los Juegos en 2021 o 2023.

“Sin embargo, tras el impacto devastador de la pandemia de coronavirus, y el aplazamiento de Tokio 2020 a 2021, ACNO decidió que era en el mejor interés de los comités nacionales y sus deportistas trasladarlos a 2023”, señala en un comunicado.

Con información de EFE