Los japoneses derrotaron a Francia 4-2, Shori Hamada cubrió a Madeleine Malonga en osaekomi para sellar la victoria después de una apasionante serie de combates finales

Japón había clasificado a dos de sus nombres más importantes: Shohei Ono y Chizuru Arai a la final, para garantizar que conservaran el título de equipo mixto que también ganó en Budapest en 2017 y Bakú el año pasado.

Las medallas de bronce fueron para Rusia y Brasil, después de que obtuvieron victorias sobre Azerbaiyán y Mongolia, respectivamente.

En el evento de equipos mixtos, equipos de tres judocas masculinos, con menos de 73 kilogramos, menos de 90 kg y más de 90 kg, y tres judocas femeninas, de menos de 57 kg, menos de 70 kg y más de 70 kg, compitieron juntos bajo sus banderas nacionales.

El evento de este año tuvo aún más importancia, ya que la competencia por equipos mixtos hará su debut olímpico como un evento de medalla en Tokio 2020, el próximo verano.

Japón fue implacable al llegar a la final, despidiendo a Corea del Sur y Brasil sin perder una pelea.

Mientras tanto, Francia fue menos convincente, ya que tuvo que venir desde atrás en todos sus partidos en el camino a la final, contra Austria, Cuba y Rusia.

Con información de Inside the Games