El central chileno vuelve a hacer gala de su inapropiado comportamiento, por el cual será recordado antes que por sus actuaciones en la zaga central de “La Roja”. La Conmebol lo suspendió por tres partidos

Transcurría el minuto 27 del encuentro entre Uruguay y Chile, cuando se suma a la cancha un invitado inesperado, un hincha vestido de gallina quiso llamar la atención en El Maracaná, ante la mirada de todos los jugadores, menos Gonzalo Jara quien decidió agredir al sujeto.

Luego de esta agresión, el uruguayo Luis Suárez apegándose al reglamento, le pedía al colegiado brasileño la expulsión de Jara, pero finalmente el juez no accedió a tal petición.

Cabe destacar que en el artículo número 12 de Conmebol se especifica de manera clara que toda agresión de parte de un jugador ante cualquier persona presente amerita como mínimo dos partidos de suspensión.

A pesar del reglamento, el árbitro Raphael Claus no expulsó a Jara en otra clara situación que solo ocurre en Conmebol.

Cabe recordar la actitud antideportiva de Gonzalo Jara en otro juego contra Uruguay también en una Copa América, en aquella oportunidad fue el “famoso dedo” a Edinson Cavani. Sin lugar a dudas, una falta de respeto y una imagen que enloda al deporte.

Hasta este miércoles se supo que la Conmebol tomó la decisión de suspendes a Jara por tres partidos, que acutomáticamente lo deja fuera de Brasil, en el caso de que su selección trascienda a instancias finales.

Jara, un central correcto en su juego, pero con una clara actitud de maleante dentro de la cancha, opacará su nombre en un futuro al hablar de lo que dejó el chileno durante su carrera deportiva.