En uno de los duelos con mayor expectativa de la Champions, uno de los mejores centrales del mundo se vio las caras con el astro del fútbol mundial

La gran sensación de la Premier League contra un Messi con hambre de Champions en unas semifinales, y dispuesto a cumplir su promesa, aparte del resultado, el juego fue apasionante, y salió vencedor, finalmente, el argentino.

“La Pulga”, estuvo activado, se mostró eléctrico en todo momento, sin embargo el central holandés no se la puso sencilla. Al finalizar el encuentro, Van Dijk reconocía la exigencia de jugar contra Messi y no le quedaba de otra sino celebrar el hecho de no tener que sufrirlo en la Premier.  

“Cuando te enfrentas a Messi y sale en su mejor versión no puedes hacer nada. Me alegro de no estar en España y tener que enfrentarme a él cada temporada. Él marcó dos goles y yo me voy muy decepcionado. Él ganó la guerra pero no la batalla”, finalizó el estelar central.