Entre los presuntos implicados en estos amaños que se están investigando se encuentran el exjugador del Real Madrid, ya retirado, Raúl Bravo, así como el centrocampista del Valladolid, Borja Fernández, también retirado al término de esta temporada

También está Carlos Aranda, que pasó por varios clubes de LaLiga, Samuel Saiz, jugador del Leeds que jugó cedido esta temporada en el Getafe o Iñigo López, futbolista del Deportivo de la Coruña (segunda división).

Los investigadores consideran a Raúl Bravo, de 38 años y que jugó en el Real Madrid en los años 2000, como el cabecilla de la organización.

Asimismo, están siendo investigados varios directivos del Huesca, incluido su presidente Agustín Lasaosa. El club, recién descendido a segunda tras un año en primera división, habría participado en el amaño de partidos cuando todavía estaba en Segunda División.

Todas estas personas están siendo investigadas por delitos de “organización criminal, corrupción entre particulares y blanqueo de capitales”.

Raúl Bravo dejó el Madrid en 2007. Y fue entonces cuando inició una larga peregrinación por Olympiacos, Numancia, , Rayo, Beerschot de Amberes, Córdoba. Se retiró en 2017 y en la memoria de los aficionados siempre quedó un gol que marcó ante el Recreativo de Huelva y que esta temporada fue protagonista en las redes al ser comparado con el que logró Leo Messi en el Villamarín.

Con información de EFE y Marca