El factor psicológico entró en juego y la Selección Colombia esta vez no pudo bailar frente a la portería en su segunda definición por penales en la copa, en la otra acera estaba “El Dibu” y una manera distinta de vivir la definición

La selección argentina se impuso a su similar de Colombia en la tanda de penales, en los 90 minutos, la exhibición de Messi no fue suficiente ante una selección cafetera que se esforzó al máximo por estirar el partido.

Sin embargo, el héroe de la noche no sería el 10 argentino, bajo los tres postes nació un héroe: “Emiliano “Dibu” Martínez”, no solamente detuvo tres penales, sino que también se comió psicológicamente a los colombianos.

Obviamente, la afición cafetera se sintió indignada por la actitud del meta albiceleste, pues cuando de fútbol se trata, la memoria resulta un poco corta. En el juego anterior, el central Mina hizo un bailecito un poco provocador ante Uruguay, y así lo hace cada vez que celebra un gol o un triunfo. Pero esta vez le tocó a Mina colocar los brazos en jarra y observar como Martínez en modo Sergio Goycochea le detenía el penal.

Todo comenzó con Sánchez, siguió con Mina, continuó con Borja y finalizó ya un poco más callado con Cardona, a quién le detuvo el penal definitivo. Este fue el caso de Dávinson Sánchez, quien recibió las primeras palabras por parte del arquero argentino: “Te voy a comer. Lo siento pero te como hermano”, dijo Martínez antes del lanzamiento del defensa colombiano.

Luego, en el tercer penalti de los cafeteros, el guardameta del Aston Villa le aplicó la misma fórmula a Yerry Mina, pero en esta ocasión elevó el tono de los comentarios.

“Estás nervioso. Sí, sí, hacete el ‘boludo’ que ya te conozco. Te gusta el faranduleo, mirá que te como hermano”, así destrozó a Mina antes de patear.

Cabe resaltar que en este lanzamiento, Martínez realizó un gesto que fue muy criticado por Colombia, pero a la vez muy parecido al de los bailes de Mina, como dicen por ahí: “Lo que es igual no es trampa”.

Borja no se dejó intimidar y le anotó a Martínez, celebrándole de igual forma, un gesto del que no se habló mucho, quizás por el resultado. Finalmente llegaba Cardona y “Dibu”, se consagraba como los grandes y llevaba a la Argentina a la final.

Se pudo observar como Messi le gritaba a Mina: “Bailá, bailá ahora”, lo que conlleva a alguna situación dentro del campo que no hayan captado las cámara. Ante esto, el padre de Martínez opinó que no podía creer la actitud de su hijo, pues a pesar de ser un jugador que habla en el campo ante sus compañeros, nunca lo había visto así.

“Algo pasó, pues a Cuadrado ni a Cardona les dijo nada”, afirmó. Lo cierto es que Argentina está en la final, y para afición cafetera nació un héroe, “Mirá que te como”, la consigna de Emiliano Martínez.