“Fue una Copa muy dura, en muchos partidos sufrimos. Siempre es lindo levantar un título, muy feliz por este grupo que merecía una alegría”, dijo el delantero argentino del Barcelona, Lionel Messi

Lionel Messi, futbolista argentino del Barcelona, fue elegido el mejor jugador de la final de la Copa del Rey que ganó su equipo por 0-4 al Athletic en el Estadio La Cartuja de Sevilla.

El jugador azulgrana marcó dos de los cuatro goles de su equipo y se convirtió en el máximo anotador de las finales de Copa tras superar a Telmo Zarra y alcanzar las nueve dianas.

Messi sumó su séptima Copa del Rey en las filas del Barcelona y, como capitán, se encargó de levantar el trofeo justo después de ser elegido el mejor jugador de la final.

El delantero argentino del Barcelona se mostró emocionado por levantar, esta vez como capitán del conjunto azulgrana, la Copa del Rey, conquistada este sábado en la final ante el Athletic Club (0-4).

“Fue una Copa muy dura, en muchos partidos sufrimos. Siempre es lindo levantar un título, muy feliz por este grupo que merecía una alegría. Es muy especial ser el capitán de este club, donde llevo toda la vida, es una Copa muy especial”, destacó Messi en declaraciones a Barça TV.

El ’10’ insistió en que para él esta Copa es “especial por poder levantarla” y destacó el partido que hizo el equipo: “Tuvimos la paciencia de tener el balón, y en el segundo tiempo, el Athletic bajó, metimos una marcha más y llegaron los goles”.

Messi, que lamentó “no poder celebrarlo con la afición ni con la familia”, en el mismo estadio, como es habitual en una final, se mostró convencido de que este titulo les dará impulso para “ir a por La Liga, que es muy importante”.