Se esperaba que el español Ramos pudiera jugar este fin de semana en la Ligue 1 ante el Angers, pero no será así

Sergio Ramos aguarda con muchas ganas el momento de ponerse la camiseta del PSG y salir al terreno de juego para debutar con su nuevo equipo. Desde su fichaje el pasado verano, aún no ha podido estrenarse por culpa de los problemas físicos.

El central, que está deseando jugar, ya se ejercita sin molestias en la zona del sóleo de la pierna izquierda, por lo que cada vez está más cerca su reaparición. Sin embargo, tendrá que esperar un poco más. El personal médico del PSG, de acuerdo con la información del diario L’Equipe, está frenando al jugador. Los doctores prefieren, por el momento, aplazar el debut del español por miedo a una recaída.

Se esperaba que Ramos pudiera jugar este fin de semana en la Ligue 1 ante el Angers, pero no será así. El defensa, tal y como ha confirmado el club, “continuará el entrenamiento individual bajo la supervisión del personal médico y de rendimiento durante otros 10 días con vistas a volver a los entrenamientos colectivos”, se lee en el comunicado que ha publicado el PSG.

Con información de MARCA