El exfutbolista anotó el último gol en la historia de los mundiales para la oncena magiar y brilló en solitario dentro de un país que fue potencia en esta disciplina

El fútbol húngaro fue considerado potencia mundial, sobretodo en la décadas de 1930 y 1950. En 1938, los húngaros obtuvieron el subcampeonato del mundo al igual que en 1954, en donde eran claros favoritos pero terminaron cayendo 3-2 ante un seleccionado alemán que se titularía campeón y al que habían goleado en instancias anteriores.

Aquella selección húngara fue denominada “El equipo de oro” y estaba conformada por verdaderos maestros del balón, entre los que figuraban: Ferenc Puskás, Zoltán Czibor, Sándor Kocsis, József Bozsik y Nándor Hidegkuti, entre otros.

Hungría llegaba a la Copa del Mundo del 54 con 32 partidos invictos a nivel internacional y golearon en primera fase a Corea del Sur 9-0 y a los alemanes 8-3. Inexplicablemente y como cosas del fútbol, Hungría no pudo levantar la Copa del Mundo.

Sería muy extenso seguir contando la historia del fútbol húngaro, aunque todo podemos resumirlo en una palabra: “Debacle” siendo su última participación mundialista en México en 1986, en aquella copa jugaría el hombre de quien hablaremos, Lajos Détari.

Détari ocupaba la posición de centrocampista ofensivo y dio inicio a su carrera como futbolista en las filas del Budapest Honvéd y luego pasó por distintos equipos como el Eintracht Frankfurt, Bologna, Olympiakos, entre otros. Cabe destacar que obtuvo la distinción del mejor futbolista de Hungría en 1985 y se ubicó como máximo artillero de la liga de ese país en tres ocasiones.

Quizás no fue un crack de la talla de los futbolistas que ocuparon “El Equipo de Oro” de los años 50, pero supo reivindicar a Hungría en los años 80 con números más que interesantes.

Su paso al Frankfurt se dio por una cifra de dinero importante para la época al igual que su fichaje para el fútbol griego que con 8,7 millones de euros aproximadamente se convertía en uno de los traspasos más caros de aquellas fechas. Tanto en Grecia como en Alemania pudo levantar la copa.

Pero sin duda alguna, su mejor desempeño fue en su país, vistiendo la camiseta del Budapest Honvéd, el club de sus amores y el que le permitió probar suerte en otros equipos de Europa.

Lajos Détári fue internacional con Hungría en 61 partidos y anotó un total de 13 goles, desde 1984 hasta 1994. El debut de este talentoso futbolista con su selección, se dio el 22 de agosto de 1984, en un amistoso contra Suiza celebrado en Budapest y que terminaría con la victoria de los magiares por 3-0.

De igual manera, cabe destacar que disputaría todos los juegos de la eliminatoria, en la que su país obtuvo el pase para la Copa Mundial de Fútbol de 1986 en México, la última hasta ahora.

En México 86 era aparte de una de las barajitas más difíciles de conseguir en el álbum del Mundial, llegaba como la bandera de su selección en la magna cita.

Détári era uno de los jugadores más destacados de su equipo de cara a la Copa del Mundo. Sin embargo su desempeño no cumplió las expectativas, ni el de los húngaros en general. Debutaron siendo vapuleados 6-0 contra la Unión Soviética.

Posteriormente se imponen ante la cenicienta del grupo, Canadá por 2-0, en ese juego Détari anotó la segunda diana y se convertiría en lo que es hasta hoy el último gol de Hungría en la historia de los mundiales. Posteriormente caería 3-0 contra la Francia de Platini que obtendría la tercera casilla de la competición.

Détári finalizó su carrera en torno a su selección siendo capitán y líder la misma, aunque los húngaros no pudieron clasificarse ni para la Eurocopa 1992 ni para el Mundial de 1994. Su último encuentro vestido de magiar fue en el estadio Rasunda de Estocolmo, en una derrota ante el seleccionado de Suecia el 16 de noviembre de 1994.

Como DT se ha paseado por su natal Hungría, por Rumania, Grecia y hasta en Vietnam, obteniendo modestas participaciones.

Détári lajos 2016.03.26.

Sin jugadores estelares, Hungría llegó a la Euro de 2016 y superó en primer puesto la fase de grupos con una victoria y dos empates, incluyendo un 3-3 contra Portugal, posterior campeona del evento. En octavos de final cayeron por goleada ante la poderosa selección belga.

Aseguraron su pase a la Euro de 2021 y quedaron emparejados en “El Grupo de la Muerte” junto a Alemania, Francia y Portugal.

Más allá de estos logros y con el plus de haber anotado el último gol húngaro en la historia de los mundiales, Lajos Détari es “El Último Mohicano” del fútbol magiar.