Recordado como uno de los grandes del club de la capital mineira, el Cruzeiro, Martins espera reencontrarse con su vieja hinchada en las tribunas del estadio Mineirao

Marcelo Martins ha sido un trotamundos, ha jugado en Brasil, Alemania, Inglaterra, Ucrania y China después de salir muy joven de su natal Bolivia. Sus mejores momentos los ha vivido en Belo Horizonte, donde el sábado se jugará todo con Bolivia ante Venezuela en la Copa América de Brasil-2019.

Ídolo de uno de los grandes clubes de la capital mineira, el Cruzeiro, Martins espera reencontrarse con su vieja hinchada en las tribunas del estadio Mineirao.

“Torcida de Cruzeiro, la mejor de Minas Gerais, ¿será que cuento con ustedes en el partido de Bolivia contra Venezuela? Va a ser muy bueno volver a mi casa, el Mineirao”, escribió el miércoles en Instagram, en portugués, el delantero de 32 años.

Su mensaje acompañó una fotografía de la selección altiplánica formada antes del pitazo inicial de un encuentro. Una enorme bandera boliviana se ve en el primer plano de la imagen.

“¡Ah! ¿Por qué no avisó a la gente para recibirlo en el aeropuerto?”, le respondió una aficionada, agregando a su respuesta un par de emoticones de corazones.

Luego de perder 3-0 ante Brasil y 3-1 frente a Perú (con gol de Martins de penalti) en sus dos primeras presentaciones en el Grupo A, Bolivia chocará con Venezuela.

Aunque La Verde ha dejado una pobre imagen en la cita continental, Martins advirtió que el equipo aún no está eliminado: “Todavía tenemos una oportunidad”.