El 4 de julio disputará la final de la copa en Berlín ante el Bayer Leverkusen y se espera que en agosto siga su andadura en la ‘Champions’, donde tiene pie y medio en cuartos de final después de ganar 3-0 en Londres al Chelsea en febrero, antes del parón por el coronavirus

El Bayern Múnich se proclamó campeón de la Bundesliga por 30ª ocasión en su historia, y octava consecutiva, tras imponerse este martes al Werder Bremen por 1-0, conviertiéndose el campeonato alemán en el primero en decidirse tras la reanudación por la pandemia del nuevo coronavirus.

El club bávaro se impuso en Bremen, gracias a un solitario gol del polaco Robert Lewandowski antes del descanso (43) y suma tres puntos que le colocan con una ventaja de 10 sobre el Borussia Dortmund, con sólo tres partidos por disputar.

El delantero polaco sumó su gol 31 en Bundesliga esta temporada en una bonita acción, parando con el pecho un pase de Jerome Boateng y rematando a la media vuelta de volea.

El Bayern acabó en inferioridad, por la expulsión en el minuto 79 del defensa canadiense Alphonso Davies por doble cartulina amarilla, pero con siete victorias en otros tantos partidos tras la reanudación del campeonato en mayo, nada parecía poder detener a los bávaros.

Con 76 puntos, el Borussia Dortmund, segundo con 66, ya no puede dar caza al líder, al quedarle sólo tres partidos por disputar (9 puntos), el primero de ellos el miércoles ante el Maguncia.

En este extraño fútbol en tiempos del COVID-19, el riguroso protocolo sanitario ha dejado la celebración por el título como si fuera una fiesta de un equipo junior. Sólo los suplentes y los miembros del cuerpo técnico sentados en el banquillo pudieron abrazar a los jugadores en la cancha. 

Con información de AFP