Hakan Sükür: De ídolo del fútbol a enemigo de Erdoğan y conductor de Uber en Estados Unidos

Hace dos décadas, el futbolista otomano lo tenía todo, ya que era una de las estrellas del fútbol turco e internacional gracias a sus triunfantes apariciones en el Galatasaray

Luego de ser el máximo referente del balompie turco, el futuro se empezó a nublar para el ahora exfutbolista por hacer públicas sus ideas políticas contra el gobierno de Erdogan.

A día de hoy, Sükür vive en Washington como conductor de Uber, luego de haber sido durante un tiempo dueño de una cafetería, en este sentido, el exastro del fútbol turco contó su situación para el medio alemán Welt am Sonntag.

El futbolista fue una de las estrellas del Galatasaray de Estambul en los años 90, cuando el club se convirtió en el primer equipo turco en ganar la Copa de la UEFA, así como muchos otros títulos nacionales.

A principios de la década de los 2000, Sükür siguió disfrutando del éxito al formar parte de la selección nacional, donde marcó el gol más rápido de la historia de la Copa Mundial en el partido en el que su equipo se disputaba el tercer puesto en 2002.

Las situación comenzó a complicarse cuando fue explícito con sus ideas políticas y, con el paso del tiempo, se convirtió en el enemigo público de Turquía. Hoy en día, Hakan Sükür vive en Estados Unidos, se gana la vida como conductor de Uber y enuncia duras acusaciones contra el presidente turco Recep Tayyip Erdogan, las cuales ha explicado en una entrevista para el periódico Welt am Sonntag.

En Turquía, fue acusado en 2016 de insultar al presidente. Tras el intento de golpe de Estado que ocurrió en el país poco después, que el gobierno atribuyó al “movimiento Gülen”, se emitió una orden de arresto contra Sükür.

Se dijo que era un “gülenista” y que formaba parte del movimiento, el cual está ahora calificado en Turquía como una “organización terrorista”. En la entrevista para el medio alemán, el exfutbolista deja claro que no es un “gülenista” y que decidió renunciar al partido en ese momento exacto por sospecha de corrupción contra el AKP. “Sólo he hecho cosas que son legales en mi país. Pero como mi nombre es Hakan Sükür, me usaron para intimidar a la sociedad”.

En Estados Unidos, Hakan Sükür fue dueño de una cafetería durante un tiempo, y actualmente, el exfutbolista trabaja en Washington como conductor de Uber, ya que no pudo recuperar sus ahorros (Erdogan se los ha congelado hasta nuevo aviso).

Sin embargo, el exgoleador turco continúa informándose de los acontecimientos en su país y estudia la relación entre otros jugadores de fútbol y el presidente de su país.

Con respecto a la foto de Mesut Ozil e Ilkay Gündogan junto a Erdogan, Sükür dice que los dos deberían unirse al AKP. “Entonces verían lo que es este partido de verdad”.

Con información de GQ Alemania