El defensor francés recordó los peores momentos de su vida, cuando tras operarse la cadera con 15 años los médicos le dijeron que “no volvería a jugar al fútbol” y nueve años después disfrutó de su presentación como nuevo jugador del Real Madrid en un momento que dijo “es realmente increíble”

“Cuando tenía 15 años me tuve que operar de la cadera, me dijeron que ya no volvería a jugar al fútbol. Estuve un tiempo en silla de ruedas, seis meses en el hospital para volver a caminar. Ahora estoy en el Real Madrid, es realmente increíble”, aseguró en su comparecencia ante los medios en el estadio Santiago Bernabéu.

Mendy mostró su felicidad por firmar con el conjunto madridista y sus deseos por conquistar muchos títulos. “Estoy muy contento de jugar para el mejor club del mundo y de ponerme su camiseta. Espero ganar muchos títulos”

“No hablaría de dificultades, más bien lo que viví me ha dado muchas ganas y ambición para llegar hasta aquí sin bajar nunca los brazos. Siempre he creído en mi sueño, se ha hecho realidad al formar parte del mejor club del mundo”, añadió.

No ocultó el lateral internacional francés que no se creyó la primera llamada del Real Madrid y una vez cerrada la operación y tras haber firmado por seis años, se puso a las órdenes de Zinedine Zidane para seguir progresando.

“Al principio no me lo creía, es un gran club, poder firmar por el Real Madrid es magnífico”, confesó. “Estoy aquí, lo primero, para aprender, para intentar jugar el máximo número de partidos posibles, dar lo máximo al equipo y a todos los aficionados”.

Preguntado en varias ocasiones por la competencia que tendrá con el brasileño Marcelo, mostró respeto por el brasileño y hasta bromeó sobre quien de los dos está más fuerte. “No nos hemos visto sin camiseta ninguno de los dos”, dijo. “Tendré que verle y hablar con él. Será el entrenador quien decida quien juega”.

“Para mi no es problema ser titular o suplente, siempre hay competencia en los clubes tan grandes. Estoy aquí para jugar lo máximo posible y aprender. Estoy contento de llegar al Real Madrid y Marcelo lo estará de que venga. Conozco la calidad que tiene, ha hecho una gran carrera en el Real Madrid y aprenderé de él”, dijo.

Como ocurrió con el resto de fichajes madridistas, Mendy aún no ha hablado con Zinedine Zidane. Piensa que hablar el mismo idioma le ayudará y aprender de una leyenda de Francia. “Cuando he llegado estaba nervioso, ahora empiezo a creerme que soy jugador del Real Madrid”.

“Es importante que el entrenador sea Zidane, me va a facilitar la adaptación porque habla francés. Es un honor compartir el vestuario con una leyenda del fútbol como él, de pequeño veía sus partidos y es especial poder trabajar juntos”, opinó.

A Mendy le gustaría coincidir en el Real Madrid con Pogba y Mbappé, aunque reconoció que no ha hablado del equipo con ellos. Sí lo hizo con Raphael Varane, que será su gran apoyo en el vestuario.

“Hablé con Varane y me dijo que vengo al club más grande del mundo y que me iba a ayudar a integrarme en el vestuario. Lo hará todo más fácil para mí”, señaló.

El coste del traspaso, 48 millones de euros, aseguró Mendy que no aumentará la presión que sienta al jugar. “No hablaría de presión. Es un acuerdo entre dos clubes, yo intentaré dar el máximo por el Real Madrid y tener un gran rendimiento en el campo. Quiero ganar el máximo número de títulos posibles”.