Desde las siete de la mañana hora local de este martes, los dirigidos por Rafael Dudamel aterrizaron en la ciudad de Porto Alegre

Una hora después, los 22 convocados y el cuerpo técnico se instalaron en el hotel de concentración, tomaron el desayuno y se fueron a descansar a sus respectivas habitaciones.

La delegación Vinotinto había salido a las cinco de la tarde del lunes desde la ciudad de Cincinnati, Estados Unidos, y tras una escala de una hora en la ciudad de Puerto España, Trinidad y Tobago, continuó su trayecto hasta Brasil.

La selección nacional realizó su primera sesión de entrenamientos en la tarde de este martes.