La posición de central ha sido uno de los principales problemas del equipo la pasada temporada

Eric García vuelve a casa. Por fin, el defensa catalán ha firmado como nuevo jugador del Barcelona para las próximas cinco temporadas. El zaguero, que tendrá una cláusula de 400 millones, era uno de los objetivos de la dirección deportiva desde hace muchos meses. Hoy ya luce de azulgrana.

El central cerró su etapa en el City con la mirada puesta en el Camp Nou. Hace muchos meses que ambas partes ya habían acercado las posturas. El verano pasado estuvo cerca de recalar, pero la entidad no hizo frente a la inversión económica y en enero, también descartaron pagar por su regreso teniendo en cuenta que terminaba contrato este junio.

La posición de central ha sido uno de los principales problemas del equipo la pasada temporada. El Barça ya arrancó muy corto de efectivos en el eje y a ello se sumaron los problemas físicos que han sufrido Piqué o Araujo y también que Umtiti no ha entrado en los planes de Koeman.

El deseo del jugador de querer vestir de azulgrana de nuevo también ha facilitado el acuerdo. Hace cuatro temporadas, el defensa hizo las maletas y recaló, por 1,5 millones de euros, en el Manchester City. Ahora, a sus 20 años, regresa a casa. Además, su gran conocimiento de la entidad y su experiencia en la Premier auguran una rápida adaptación.