“En River no solo te enseñan a jugar para ganar los partidos. Te enseñan a jugar bien”, es una de las frases cçelebres del ídolo histórico del balompié uruguayo acerca del club de sus amores

El fútbol es considerado por muchos como “el deporte más hermoso del mundo”, los argumentos son mostrados diariamente en las canchas de todos las países del planeta.

Muchos jugadores y su legado afianzan dicha premisa y entre ellos hay que nombrar a un hijo de la famosa “Garra Charrúa”, pero que decidió brillar con elegancia y un estilo único; hablamos nada más y nada menos que de Enzo Francescoli.

Francescoli, es un exfutbolista uruguayo apodado “El Príncipe”, un seudónimo que solo podía tener alguien que cabalgara la cancha y que transitaba al mejor estilo del binomio caballo y jinete, haciendo apología a los deportes ecuestres.

El estilo de Enzo Francescoli, lo llevó a estar considerado en la lista del “Rey” Pelé, como el único uruguayo entre los 100 mejores futbolistas del siglo pasado y por FIFA como el sexto mejor uruguayo de la historia, aunque gran número de analistas lo colocan como el primero.

Ídolo eterno de River Plate, club por el qué pasó en dos etapas y donde cosechó triunfos inolvidables para la afición millonaria.

A River llegó en 1983, por la cantidad de 310 mil dólares, procedente del Montevideo Wanderers, club con el que se había dado a conocer. Su llegada a River no fue fácil y le tocó integrar un equipo que quedaría solamente dos puestos por arriba del descenso.

Al año siguiente “El Príncipe” sacaría todo su potencial, su equipo terminaba de cuarto en Argentina y Francescoli se ganaría el título de goleo con 25 pepinazos y sería distinguido como futbolista sudamericano del año.

En la temporada 85-86, River saldría campeón y Enzo recibiría la distinción como mejor “jugador argentino”, premio que por primera vez se le otorgaba a un futbolista extranjero.

Con River Plate, consiguió cinco títulos argentinos, además de obtener la Copa Libertadores y la Supercopa Sudamericana, además de convertirse en el goleador extranjero histórico del club.

Francescoli, también pasó por Francia con equipos como el Racing de París y el Olimpique de Marsella. En 1987, fue elegido como mejor futbolista extranjero de Francia y fue entrenado por el portugués Artur Jorge, quien según sus palabras fue el mejor DT que tuvo en su carrera.

Al llegar al Olimpique de Marsella, se convirtió en pieza clave para la obtención del segundo campeonato consecutivo del equipo, sin embargo, su estadía fue corta y únicamente duró una temporada.

Posteriormente “El Príncipe” tuvo un paso discreto por Italia, en equipos modestos como Cagliari y Torino, antes de volver a River, equipo en el que en 1996 obtuvo la Copa Libertadores, liderando una plantilla de futbolistas jóvenes y estampando su huella para siempre en la historia de los inmortales del elenco millonario.

Con la selección uruguaya, Francescoli levantó tres Copas América y además disputó dos mundiales en los que Uruguay no pasó de octavos de final, su único gol en Copas del Mundo lo marcó en México 86, en la humillante goleada sufrida ante Dinamarca 6-1, un juego que consideró como bochornoso y por el que solicitó disculpas ante todos los uruguayos. En total, “El Príncipe” disputó 73 partidos vestido de celeste y anotó 17 goles.

Cabe destacar, la admiración de Zinedine Zidane, uno de los mejores futbolistas de la historia hacia el uruguayo y su estilo de juego, al que muchas veces hasta intentó imitar citando sus propias palabras.

Hoy en día es manager de River Plate y en medio de su gestión tuvo la brillante idea de contratar a Marcelo “El Muñeco” Gallardo, decisión acertada logrando imponer una época dorada de títulos para la oncena millonaria y estableciendo al equipo rioplatense como una de las serias potencias de CONMEBOL.

El juego elegante y “Champagne” de Enzo Francescoli será un legado inolvidable de este ex futbolista oriundo de Montevideo ,y que sin duda alguna hoy estaría vigente, teniendo en cuenta que Uruguay cuenta con una camada de centrocampistas exquisitos encabezados por Valverde, Betancur, Vecino, Torreira, los cuáles serían un complemento perfecto para “El Príncipe” en esa segunda punta.

Cortesía: Planeta Gol