Considerado por muchos como el mejor futbolista de la historia, hoy le toca celebrar junto a los que ha hecho celebrar

Messi inicia una de sus últimas etapas como futbolista. Lo hace con 33 años y un bagaje irrepetible como futbolista azulgrana: 722 partidos (640 como titular), 629 goles, 250 asistencias, 508 victorias, 34 títulos, 48 hat-tricks, 16 temporadas en la elite, 136 capitanías de salida, seis Balones de Oro, seis Botas de Oro, seis Pichichis e infinidad de cifras que nadie podrá superar, por ejemplo, el  número de goles anotados en el Camp Nou (370 en 354 partidos), o los firmados en Liga (440 en 478 partidos).

Unos números, por otra parte, que irán aumentando porque a Messi todavía le quedan páginas por escribir con el Barça y con la selección de Argentina, con la que espera conseguir la gloria del Mundial en 2022. La primera de esas páginas en azulgrana, la del gol 700, la festejará con la edad estrenada ayer. Y a esa marca podría seguir la de su undécima Liga, quinta Champions y muchas otras, como la de jugador del Club con más partidos: está a 45 de igualar a Xavi Hernández (767). 

Messi, con la selección de su país suma 138 partidos y 70 goles. Desde su debut en 2005 contra Hungría en Budapest hasta su último partido, en 2019, en Tel Aviv, contra Uruguay, ha tenido nueve entrenadores, ha ganado 82 partidos, empatado 30 y perdido 26.

Ha conseguido siete dobletes y seis hat-tricks. Por otra parte, los títulos se le han resisitido (Copa América y Mundial), aunque no en combinados de otras categorías, como en la sub-20 (campeón del mundo) o en la olímpica (oro en Pekín).

Con información de Sport