“Merecimos la victoria teniendo en cuenta el número de ocasiones, controlamos totalmente durante setenta minutos. Un 1-1 no es malo, pero ellos son también peligrosos fuera de casa”, valoró el técnico del Chelsea, Maurizio Sarri

El Chelsea cosechó un resultado teóricamente esperanzador, al empatar 1-1 en su visita al Eintracht Frankfurt​​​  este jueves en la ida de las semifinales de la Europa League, con lo cual se jugará el pase en la vuelta en su estadio.

El serbio Luka Jovic había adelantado a los germanos en el minuto 23, pero el español Pedro Rodríguez igualó el choque antes del descanso (45) y el marcador ya no se volvió a mover.

Pedro ya había sido protagonista en el anterior partido del Chelsea en esta competición, el de la vuelta de los cuartos de final ante el Slavia de Praga en Stamford Bridge. Entonces los ‘Blues’ se impusieron 4-3 y sellaron su billete a ‘semis’, impulsados por el jugador canario, que esa noche firmó un doblete y dio una asistencia.

En el caso de Jovic, el gol le permite sumar ya nueve en esta Europa League y colocarse segundo en la tabla de máximos anotadores de la competición, sólo superado por las 10 que ha sumado el francés Olivier Giroud (Chelsea), que esta vez se quedó sin marcar.

El Chelsea, que ganó la Europa League en 2013, tiene este torneo como la última oportunidad para levantar un trofeo esta temporada y como una posible puerta de acceso a la próxima Liga de Campeones, ya que el campeón recibe un billete para el gran torneo continental de la próxima temporada. 

En la Premier League, los ‘Blues’ son cuartos y están dentro de la zona Champions, pero tienen a apenas dos puntos al Arsenal, quinto clasificado, y a tres al Manchester United, sexto.

El equipo de Frankfurt está en una situación similar en su liga, en puestos de Liga de Campeones como cuarto clasificado, pero con la batalla todavía abierta.