Los alrededores del Camp Nou vivieron un ambiente de gran partido y los seguidores locales hicieron caso al llamamiento del club y llenaron de color azulgrana con sus indumentarias las calles

El Camp Nou vive en el Clásico de este domingo de LaLiga Santander entre Barcelona y Real Madrid su mayor asistencia desde el inicio de la pandemia del coronavirus, con 86.422 espectadores que estuvieron muy activos desde el mismo calentamiento entonando cánticos a favor del conjunto azulgrana y poniendo presión a los blancos.

Además, regresó la grada de animación del estadio, que aún no había podido configurarse en la primera gradería del gol norte durante la vuelta del público a los estadios de la Liga española.

Desde el mediodía, los alrededores del Camp Nou vivieron un ambiente de gran partido y los seguidores locales hicieron caso al llamamiento del club y llenaron de color azulgrana con sus indumentarias las calles de los alrededores del feudo del Barça.

Fueron muchos menos, pero también se vieron aficionados madridistas con su indumentaria blanca, sin que ello comportara ninguna confrontación.

A falta de 40 minutos para el inicio del encuentro, el Barça informó que se habían vendido 35.000 entradas. Así, se confirmó que el gran mosaico que se desplegó en el Camp Nou con el lema ‘Barça, ara i sempre’ (Barça, ahora y siempre) se podría hacer sin problemas, como poco después se comprobó al saltar los jugadores al campo.

Fue el tercer partido que el Camp Nou ya no tuvo restricciones sanitarias de aforo y pudo disponer del 100% de sus 99.354 localidades. El estreno fue ante el Valencia en Liga el domingo pasado, cuando 47.317 espectadores acudieron al feudo azulgrana. Un poco peor fue la asistencia el miércoles ante el Dinamo de Kiev en la Liga de Campeones, con 45.968.

Mientras duraron las restricciones de aforo, la mayor asistencia fue la del partido ante el Bayern de Múnich de la Liga de Campeones, cuando se agotó el porcentaje del 40% con 39.737 espectadores. Hay que tener en cuenta que 26.238 socios abonados del Camp Nou pidieron la excedencia para esta temporada.