Los mejores equipos de la competición se han mostrado dominantes y han escrito sus nombres dentro de la final de un torneo atípico, pero lleno de grandes sensaciones

Las cartas están echadas, PSG y Bayern Munich disputarán la tan ansiada final de la UEFA Champions League, en una temporada atípica y marcada por la pandemia que azota a la humanidad, producto de la COVID-19 originada en China. 

Los hombres de Hains Flick ya han levantado trofeos importantes y la franquicia de Munich es la única ganadora del certamen, que quedaba entre los cuatros semifinalistas. 

Foto: AFP

Por su parte, los de Thomas Tuchel, se cansaron de los fracasos y este año han hecho una Champions para enmarcar, dejando en el camino a equipos importantes y apuntándose a su primera final. 

Las claves de ambos equipos se encuentra en sus atacantes, en la velocidad de dos equipos que han sido superiores a sus rivales. Uno de los duelos que la fanaticada espera será sin duda el de Alphonso Davies contra Kylian Mbappé, velocidad máxima digna de dos jóvenes que quieren más gloria para su palmarés. 

Entre otros puntos, es importante destacar a un Neymar que se ha crecido ante las críticas y ha demostrado que está dispuesto a tomar el testigo de Messi y de Cristiano Ronaldo, en el fútbol mundial. 

Por su parte, Robert Lewandowski buscará seguir adelante y superar el registro de goles en una temporada de Champions conseguido por CR7. Además el polaco intentará consagrar una temporada de ensueño. 

Foto: AFP

Ambas delanteras son temibles, mientras los alemanes salen con el favoritismo, los parisinos van con todo a buscar un lugar en la historia más allá de los millones. 
Si hay algo que va a ocurrir, es que la popular “Orejona” será levantada por un DT alemán y que el día de hoy el campeón de la Champions será inolvidable, porque sin público y desafiando la historia, hoy el monarca tocará la gloria en tiempos de pandemia.