Aunque ya fue demasiado tarde, el árbitro Danny Makkelie reconoció que se equivocó en el gol que anuló a Cristiano Ronaldo, en el partido entre Portugal y Serbia, que finalizó igualado a dos goles con gran actuación de Diogo Jota y con una polémica que pudo cambiar el rumbo y peligrosa para la definición del grupo.

“El árbitro se disculpó conmigo en la cabina y me dijo que estaba avergonzado ”, señaló el técnico de Portugal Fernando Santos,en la conferencia de prensa posterior al encuentro que los lusitanos disputaron como visitante.

Tras la jugada, Cristiano Ronaldo protestó fuertemente y hasta arrojó la banda de capitán, acto seguido fue amonestado en el tiempo de compensación. A pesar de esta equivocación, el DT de Portugal reconoció que por momentos hicieron un mal juego y la jugada no elimina los errores del equipo.