A sus 12 años Luis Mena vive el fútbol como una pasión y espera llegar a lo más alto

Arnaldo Fernández l @fernandzarnaldo

Desde el Deportivo La Guaira se prepara a diario para seguir creciendo en el deporte que le apasiona y del que se enamoró desde los cinco años

Luis Mena es un chamo de 12 años que juega en las categorías inferiores del Deportivo La Guaira, se desempeña como centrocampista y vive el fútbol como un estilo de vida y pasión junto a sus estudios y las ganas de llegar lo más lejos posible.

Mena conversó con el equipo de Contrapunto y nos dio detalles de sus inicios, carrera, metas y sueños que como niño anhela y con su talento y dedicación espera conseguir.

Sus inicios se dieron a los cinco años, comenzó jugando beisbol, disciplina que confiesa no le gustaba, hasta que un día le dijo a su mamá que quería jugar en la otra cancha, una cancha de fútbol, el deporte que en realidad quería practicar, fue así como el profesor Gaetano le dijo a la madre de Luis que lo llevara a practicar. Nos cuenta que su primer entrenamiento lo hizo con su uniforme de beisbol, y así comenzó la historia.

Esta joven promesa del Deportivo La Guaira viene de una familia futbolera, algo que ya llevaba en la sangre, de hecho nos confiesa que su nombre Luis Fabiano viene de aquel famoso 9 brasileño, goleador del Sevilla y titular de la Canarinha en Sudáfrica 2010.

Luis Mena se decide por el fútbol desde momento en que vio rodar el balón, le gustaba correr detrás del mismo de la forma en que persigue sus sueños.

Es centrocampista y se identifica con el belga Kevin De Bruyne, le llama la atención sus méritos, quiere llegar a ser como el y asegura que lo inspira mucho en su juego. Se identifica con el en la percepción de pases, la agilidad, como abre los espacios.

Siente una gran responsabilidad vestir los colores del Deportivo La Guaira, una de las instituciones más respetadas de nuestro fútbol nacional y actuales campeones. Para el es un éxito buscar seguir los pasos de esos jugadores profesionales de primera división: “Nos favorece ver los partidos del Deportivo La Guaira y representar su camiseta, no cualquier camisa representar sino los colores del naranja, una representación de Venezuela y primera división”, subrayó Mena.

En un futuro quiere que su fútbol lo lleve al Allianz Arena, siempre con la nacionalidad venezolana en la mente, la tierra de sus padres como la describe.

Como todo niño venezolano sueña con vestirse de vinotinto, recuerda un pasaje en su carrera en La Trinidad cuando quedó subcampeón y quería el trofeo: “Nunca agaché la cabeza y como defensa central en ese momento se llevó el título de goleo”.

Siendo defensa central creaba muchas jugadas y salía al pelotazo, razón por la cual fue pasado a la mitad de la cancha. Gracias a su rapidez y fortaleza sigue sumando victorias y buenas actuaciones.

En el ámbito nacional admira a Tomás Rincón, otro futbolista que lo inspira y lo invita a seguir sus sueños. Recuerda una anécdota en donde el capitán vinotinto le envío un mensaje por su cumpleaños que hasta la fecha lo continúa motivando.

Sus padres nos cuenta que lo apoyan desde el día uno, luego de cada juego siempre están presente, su padre militó en las filas de la UCV y los consejos junto a sus entrenadores lo han hecho seguir creciendo y convertirse en una de las promesas de la oncena naranja.

“Nunca dejen de perseguir sus sueños, siempre hay que mejorar cada día, nunca hay que perder el foco de la meta. Si otros jugadores profesionales lo logran, todos podemos lograrlo y seguir hacia adelante. El fútbol me ha brindado muchas oportunidades, para mi es el deporte rey y muestra el desempeño en cancha”, concluyó.