Este domingo se disputa otra final de la Copa América y en ella dirá presente Brasil, de la mano de su entrenador Tite, el encargado de llevar la batuta en esta constelación de estrellas

Brasil llegó sin su máxima estrella, Neymar, pero en esta selección hay una gran cantidad de jugadores que dan la talla y además son figuras en las mejores ligas de Europa. 

Haciendo memoria por la rica historia del fútbol brasileño, cada vez que se retira algún jugador, queda enmarcado su legado, hoy quisimos dar un repaso de los cinco jugadores que traeríamos del retiro para reforzar a la ya toda poderosa selección. 


El Rey Pelé: Considerado por muchos el mejor jugador de la historia, con tres mundiales ganados y con la 10 como bandera, Edson Arantes Do Nascimento es el futbolista que todo club o selección quisiera tener en sus filas. 

Ronaldo Nazario: Apodado “El Fenómeno” ha sido uno de los pocos futbolistas que ha militado en Barcelona, Real Madrid, Inter y Milán, siendo respetado por los cuatro. 

Volvió de una lesión para llevarse el Mundial de 2002 con ocho goles y a pesar de las lesiones es considerado el mejor delantero centro en la historia. 

Roberto Carlos: Fue la definición perfecta de lo que significa el lateral izquierdo en Brasil, además de saber defenderse, atacaba como nadie y tenía una de las zurdas más potentes en la historia del fútbol. 

Fue ícono Del Real Madrid con tres champions y vital en el funcionamiento de los “Galácticos”. 

Ronaldinho Gaucho: Considerado como la sonrisa mágica del fútbol, y fue esa sonrisa con la que llegó en su momento a cambiar la historia del FC Barcelona, era definitivamente la esencia del fútbol callejero plasmada en las mejores canchas del mundo. 

Disfrutó el fútbol como quizo y ganó todo lo que se propuso, siendo considerado como uno de los mejores de la historia. 

Zico: Un futbolista que por cosas de la vida y el deporte rey nunca ganó un Mundial, sin embargo la calidad siempre la dejó plasmada. Para coincidencia de muchos ha sido la última gran estrella e ídolo del Flamengo. 

Destacó en esa selección brasileña de los años 80 la cual no pudo levantar la copa pero que maravilló con su estilo y categoría. 

Estos cinco jugadores serían imprescindibles en cualquier club, y hasta en esta todopoderosa Brasil, pudieran haber tenido su espacio para enfrentar a Perú en la final.