El Liverpool domina la Premier con 23 puntos de ventaja sobre el Manchester City. El Palace es noveno, lejos del descenso, con 42 puntos  

El Liverpool podrá ser campeón este jueves después de golear al Crystal Palace por 4-0 en un plácido encuentro para los de Jürgen Klopp.

Los ‘Reds’ necesitarán, eso sí, un favor del Chelsea ante el Manchester City. Si los de Pep Guardiola no derrotan este jueves al Chelsea en Stamford Bridge, el Liverpool levantará su primera liga en treinta años.

El triunfo de este miércoles ante el Palace sirvió para recordar al Liverpool de hace unos meses, el Liverpool precoronavirus. Una victoria sin apelativos, dominando de principio a fin y siendo efectivo de cara a puerta.

La cuenta goleadora la abrió Trent Alexander-Arnold con un magistral lanzamiento de falta pegada a un palo. Le siguió en el marcador Mohamed Salah, que volvió al once titular tras quedarse sin minutos ante el Everton. El egipcio embolsó un pase filtrado lateral de Fabinho y definió con tranquilidad ante Wayne Hennessey.

Los goles se fueron superando en calidad y Fabinho conectó en el minuto 55 un disparo desde larga distancia que se coló junto a un palo del portero del Palace.

También se unió a la fiesta Sadio Mané, que selló un contraataque lanzado por Salah con un disparo con el interior a la base de un poste.

El Liverpool domina la Premier con 23 puntos de ventaja sobre el Manchester City. El Palace es noveno, lejos del descenso, con 42 puntos.