Este miércoles 1 de mayo se jugará la ida de la semifinal de la UEFA Champions League entre el Barcelona y el Liverpool, donde el argentino y el senegalés comandarán sus respectivas ofensivas

Comparar a Lionel Messi con algún  otro jugador en la historia parace absurdo de primera mano. Sin embargo, todo el mundo futbolero acuerda que el único que está (y ha estado) al mismo nivel que el astro argentino, por más de diez años, es Cristiano Ronaldo. Tendrá que pasar muchísimo tiempo para volver a ver a un par de leyendas de ese calibre.

En la actualidad, son muchos los jugadores de élite que sostienen un desempeño también inalcanzable en sus respectivos clubes europeos: Agüero, Sergio Ramos, Van Dijk, Hazard y Mané, por nombrar algunos. Y con motivo de la semifinal de Champions de este miércoles entre el Liverpool y el Barcelona, creemos pertinente la comparación entre Messi y Sadio Mané, quien ha tenido una temporada de ensueño en la Premier.

El senegalés es escolta de Salah (21) en la tabla de goleadores de la Premier League con 20 dianas, es el segundo jugador con más de 15 goles con más pases completados con 973 (Messi lidera con 1844), nueve de los 14 goles que ha metido en los 21 encuentros que ha disputado en la Champions fueron a partir de octavos. Dos de ellos bastaron para eliminar al Bayern en el Allianz Arena en esta temporada.

El mediapunta de 27 años proporciona el desequilibrio y la agresividad escenciales en el proyecto de Jurgen Klopp, quien en una oportunidad mencionó que se arrepentía de no haber fichado a Mané en el Dortmud. En su carrera, Sadio ha disputado 192 partidos, encajado 83 goles y asistido en 27 ocasiones.

Pero ahora le toca un gran reto: enfrentar al Barcelona de Lionel Messi, equipo que acaba de obtener su liga n° 26 tras ganarle 1-0 al Levante en el Camp Nou y a falta de dos jornadas.

Sin duda alguna, Messi, de 31 años, ha sido pieza clave en la obtención de al menos ocho de esas ligas, con una constancia y magia característica.

El argentino es el segundo máximo goleador histórico (con 110) en Champions, a 16 de Cristiano Ronaldo, pero ostenta el galardón de máximo goleador de La Liga con 400 goles en 434 partidos y, en esta temporada, marcó 34 goles de los 86 que encajó el Barcelona.

No es necesario mencionar los cinco balones de Oro y demás récords y galardones individuales porque eso quedará escrito en la historia.

Lo cierto es que esta semifinal también se escribirá en la historia de cualquiera de los dos equipos, ya que el que resulte victorioso de este encuentro será el que se lleve la Orejona.

Y puede que todo dependa de Messi y de Mané.