El boliviano Moscoso busca la cima en el raquetbol de los Panamericanos

El atleta no se siente presionado, sino con “la obligación” de hacer un “buen papel” en Lima y con ello “dejar en alto” el nombre de Bolivia, cuyos logros deportivos últimamente han sido pocos

El raquetbolista Conrrado Moscoso es una de las principales apuestas de Bolivia para conquistar medallas en los próximos Juegos Panamericanos de Lima 2019, además de encabezar como abanderado a la delegación boliviana conformada por 45 competidores.

Los Panamericanos “tienen un peso muy importante” en su carrera deportiva. El hecho solo de asistir y el de estar presente ahí conlleva una responsabilidad muy grande”, aseguró Moscoso en una entrevista con Efe.

Este deportista de 24 años tiene entre sus objetivos “igualar o mejorar” el resultado del equipo de raquetbol boliviano en los pasados Panamericanos de Toronto 2015, para así “poder hacer historia” en la competición.

El resultado que busca igualar o superar es alto, ya que en Toronto 2015 obtuvo el tercer puesto en categoría individual, segundo en dobles y tercero por equipos, junto a los hermanos Ronald y Carlos Keller.

Su buen desempeño en los Juegos Suramericanos de Cochabamba 2018, donde conquistó tres preseas de oro, y este año en el torneo Panamericano de Ráquetbol en Colombia, en el que también alcanzó medallas de oro, lo han conducido a comandar a la delegación de deportistas de Bolivia como abanderado.

Portar la bandera nacional en una competición es una de las responsabilidades más “altas” que puede tener un deportista, que se asemeja a “ser el capitán de todo el equipo” y eso le impulsa a dar lo mejor.

Moscoso decidió prepararse en Sucre, su ciudad natal, donde aseguró que “siempre” se ha entrenado y ha cosechado buenos resultados, una especie de amuleto que le da suerte y donde dice sentirse a gusto.

Con información de EFE