El Aston Villa, según explica el propio club, ha estado en comunicación tanto con la Premier League como con el departamento de salud pública desde la clausura del campo de entrenamiento del equipo el pasado jueves por la COVID-19

El “brote significativo” de la COVID-19 detectado entre los jugadores y el personal del Aston Villa ha provocado este lunes el aplazamiento del partido previsto para el próximo miércoles contra el Tottenham en Villa Park, según anunciaron la liga inglesa y ambos clubes en sus páginas web.

“A raíz de la solicitud del Aston Villa de reprogramar el partido, debido a la cantidad de jugadores y personal que dieron positivo por COVID-19 o han sido puestos en aislamiento por el club, la Premier League no ha tenido otra opción que reprogramar el partido”, según anunció el organismo en un comunicado.

En él manifestó su “prioridad por la salud de los jugadores y el personal” de los equipos y anunció que comunicará en los próximos días la nueva fecha del partido.

El Aston Villa, según explica el propio club, ha estado en comunicación tanto con la Premier League como con el departamento de salud pública desde la clausura del campo de entrenamiento del equipo el pasado jueves por la COVID-19. Además, agradeció a ambos organismos y al Tottenham su “comprensión” con la situación.

A la vez, el aplazamiento del partido supondrá, según informó la Premier League, la reprogramación del Tottenham-Fulham, pospuesto el 30 de diciembre y que se jugará este miércoles; el Fulham-Chelsea, que se traslada del viernes al sábado próximo, y el Aston Villa-Everton, que pasa del sábado 16 al domingo 17 de enero.