La FIM, IRTA y Dorna Sports han anunciado este miércoles la cancelación del Gran Premio de Italia, que inicialmente iba a disputarse el 31 de mayo y había sido aplazado para más adelante, como consecuencia de la pandemia de coronavirus y los cambios en el calendario

El Autódromo Internazionale del Mugello, organiza carreras desde 1976, se convirtió en habitual del calendario en 1991, por lo que hasta será la primera vez en casi 30 años que la emblemática pista de la Toscana no albergará un Gran Premio.

Paulo Poli, el máximo responsable del circuito Mugello reconoció que “a pesar del esfuerzo realizado para encontrar una solución, es imposible organizar un evento abierto al público y esta situación excepcional no ha permitido encontrar una nueva fecha para el Gran Premio de Italia”.

Por su parte, Carmelo Ezpeleta, responsable de Dorna Sports, lamentó “la cancelación de Mugello, pues no pudimos encontrar una solución a los problemas logísticos y operativos resultantes de la pandemia y el calendario reorganizado no permite visitar el lugar esta temporada. Es una gran pérdida ya que Mugello es uno de los circuitos más bellos del mundo”.