Los puristas de este deporte han criticado fuertemente la irrupción al ring de estos creadores de contenido, mientras otros lo ven como un negocio y una posibilidad de brindar espectáculo

Muchos afirman que el boxeo no pasa en la actualidad por su mejor momento. Sin embargo, 2021 no fue un año que pasara por debajo de la mesa. Tyson Fury y Deontay Wilder completaron una trilogía con un combate que fue digno de recordar, una joya que los aficionados querrán ver una y otra vez.

De igual forma, la consagración del mexicano Saúl “Canelo” Álvarez como el mejor libra por libra del mundo. Demetrius Andrade reteniendo su cinturón y hablando mal del “Canelo” para un posible enfrentamiento, entre otros momentos, fueron suficientes para darle un respiro al boxeo.

A su vez, cabe mencionar la irrupción de los Youtubers y las carteleras de exhibición con boxeadores retirados que quedaron mal parados ante excampeones de la UFC tal y fue el caso de Evander Holyfield.

Los hermanos Jake y Logan Paul siguen retando contricantes y repartiendo nockouts a exestrellas del deporte, boxeo y artes marciales mixtas. Logan enfrentó a Floyd Mayweather en un combate sin decisión, mientras que Jake tiene un registro de cinco victorias sin derrotas, aunque con rivales de dudosas condiciones.

Pero ante esta realidad en el boxeo surge la interrogante ¿Es positiva o negativa la incursión de los Youtubers en el boxeo? Contrapunto contactó a dos periodistas deportivos y un boxeador profesional quienes quisieron compartir sus opiniones acerca de este tema tan controversial en el deporte de los guantes.

Combates que venden

“Cuando empezó el tema de los Youtubers boxeadores, yo lo vi como todos los demás que estamos dentro de la comunidad, unas personas que están haciendo lo que hacemos nosotros y ganando el dinero que nosotros debíamos estar ganando”, afirmó el boxeador profesional Ernesto “El Cracken” España.

Sin embargo, asegura que después de analizar mejor el tema se dio cuenta que es algo que la gente le gusta y que son presentaciones que venden muchísimo. “Yo pienso más en el tema de los boxeadores regresando, porque hay algunos que pueden hacerlo, pero hay otros que corren riesgos, eso es algo más criticable”, agregó España.

“Siempre han habido hombres dando espectáculo en medio de las peleas, es algo que viene de antes, solo que ahora se está dando en los combates estelares. Ya se está hablando de un enfrentamiento entre uno de los hermanos Paul y Chávez Jr. Es algo interesante porque sabemos que el nivel de Chávez, no es malo pero ha tenido algunos conflictos y quizás contra Paul pueda nivelarse, es una pelea que me gustaría ver”.

En cuanto a una posible participación en una de estas carteleras, Ernesto España asegura que le gustaría formar parte: “A mi me gustaría ser parte de ello porque son eventos bastantes mediáticos y uno busca audiencia para estar en la primera linea”.

Sin problemas para el boxeo

Asegura que no ve mayor problema por la irrupción de los Youtubers, además señala que el boxeo siempre estará blindado por la opinión de quienes verdaderamente saben del deporte, a diferencia de una de estas peleas de exhibición que son buenas para ver y entretenerse.

Falta de nombres

Por su parte, Rubén Sánchez, periodista deportivo de Factor Combate asegura que el boxeo actualmente no pasa por el mejor momento y ha dejado atrás lo que han sido sus años dorados, razón por la cual hace llegar a estos creadores de contenido, youtubers o influencers.

“Falta de liderazgo, nuevos talentos y público joven”, son tres de los factores claves que Rubén Sánchez menciona como elementos que atraen a estos nuevos personajes a los rings de boxeo. Asegura que disciplinas como el MMA, Kickboxing, entre otros, se encuentran por encima del boxeo en la actualidad.

Sin embargo, para el periodista especializado en deportes de contacto también hay aspectos positivos, entre los que destaca ese público joven que no pudo vivir los años dorados del boxeo y que ahora con la incursión de personajes como los hermanos Paul, puedan interesarse en la esencia de este deporte.

“Hoy por hoy más de un 50% de las personas que poseen redes sociales son jóvenes y los referentes de esas plataformas pueden mostrar que el boxeo sigue allí, que no está muerto y que es un deporte que te puede sacar de ese camino de las drogas o de la indisciplina”, destacó.

Negocio rentable

Hace énfasis en la diferencia de técnica y la manera que traen público como Jake Paul que trajo 22 mil espectadores, algo que a su juicio no muchos boxeadores pueden lograr en la actualidad. “Desde el punto deportivo la irrupción de los Youtubers en el boxeo es para muchos una decadencia, pero desde el punto de vista social, si se adecua y trabaja en conjunto puede traer cosas muy interesantes”.

Ernesto España destaca la importancia del combate próximo entre Julio César Chávez Jr. y Jake Paul, debido a que el Youtuber se atreverá a meterse con un boxeador profesional, para “El Cracken”, el mexicano debe mostrar su valía con una buena preparación: “Debe deshacerse de ese intento de boxeador lo más rápido posible”.

¿Está evolucionando el boxeo?

Manuel Ramírez, reconocido periodista deportivo también dejó su opinión a Contrapunto en torno a este tema. “No creo que los Youtubers sean el futuro del boxeo, este deporte es una disciplina universal por excelencia, hay buenos competidores a nivel mundial tanto en profesional como amateur, así que los Youtubers no deben ser el futuro. Sin embargo, nos hemos dado cuenta que estas peleas de exhibición han sido la válvula de escape y la alternativa de la industria para vender”, aseveró.

Para Ramírez es una manera de captar a un público que se está mudando a la UFC, que se ha convertido en su opinión la competencia directa del boxeo. A su juicio esta es la razón de que la industria haya tenido que reinventarse con estos combates.

“Se ha tenido inclusive que fusionar el boxeo con las Artes Marciales Mixtas, lo vimos en el combate de Connor McGregor contra Floyd Mayweather, fue un desastre de pelea pero que la vio casi todo el mundo. Ahora Jake y Logan Paul son elementos que llaman la atención del público joven, de aquellos chamos que están pendiente del contenido de estos Youtubers”, subrayó Ramírez.

De igual manera, es de la idea de que quizás el boxeo esté evolucionando pero no cree que sean los Youtubers el futuro del boxeo, debido a que a pesar de su irrupción en el mismo, no los considera ni siquiera como pugilistas profesionales.

Finalmente, Ernesto España como boxeador asegura que estos combates benefician al boxeo, y es un hecho que seguirá mientras el público lo vea y lo siga pidiendo. “A mi me preguntan eso siempre, pero ya que el boxeo esté en la palestra por quien sea, va a ser algo positivo y es por ello que no creo que sea negativa la irrupción de los creadores de contenido en el mismo”.

Espectáculo más que boxeo

El pugilista nacional Ernesto España asegura que un aspecto negativo sería que alguno de estos Youtubers le dieran la oportunidad de pelear por un título mundial, a su juicio eso si sería un insulto: “Por ejemplo el con Chávez tiene que pelear por plata, por subir en el ranking. Como competencia y espectáculo es muy bueno, los hermanos Paul son atléticos, personas bien formadas. Lo demostraron contra Mayweather que le hicieron pasar una mala noche”.

A su juicio, los hermanos Paul no tienen ganas de ser boxeadores profesionales porque retan a retirados, basquetbolistas, pero no retan a un campeón del mundo. “Es un espectáculo no es boxeo lo que están haciendo. Ojalá me lleven a pelear con un profesional de UFC retirado y hasta activo, yo se lo que tengo como boxeador dentro de un ring”.