“Chinita” Altuve: Las ganas de ser campeona mundial me dan fuerza para seguir entrenando

Arnaldo Fernández l @fernandzarnaldo Fotos: Jonathan Lanza

La campeona nacional de boxeo sigue enfocada en coronarse como monarca mundial de la categoría mosca y espera con ansias una nueva oportunidad para lograrlo

Hablar de “La Chinita” Altuve es hablar de una de las máximas exponentes del boxeo profesional femenino en Venezuela, su garra sirve de inspiración para quienes pretenden alcanzar sus sueños, aún en medio de las dificultades que atraviesan todas las disciplinas deportivas en el país.

En nuestro país, esta funcionaria policial, licenciada en educación física, posee un registro invicto que la hace acreedora de la faja nacional; noqueando a la mayoría de sus oponentes. Para los expertos Venezuela ha sido testigo de todo lo que tiene para dar, sus próximos laureles deberán ser internacionales.

Altuve ha intentado alcanzar el título mundial, corona por la que ha luchado y que le ha sido esquiva, según ella y muchos de sus seguidores, de manera injusta.

Cuando viajó por primera vez a Argentina a enfrentar a Leonela Yudica, Altuve obtuvo ante los ojos de todos los asistentes una clara victoria, únicamente ignorada por los jueces del combate, hasta los comentaristas argentinos hacían énfasis en el robo deportivo del que fue víctima “La Chinita”.

Por esta razón, le dan la revancha, una revancha que no pudo aprovechar a plenitud debido a una dislocación en el hombro, pero la garra de esta guarenera la mantuvo de pie hasta el asalto final.

Otro episodio injusto en su carrera fue, sin duda, el combate ante la mexicana Arely Muciño, una campeona mundial en cuatro categorías. A Altuve le llegó bastante tarde la invitación para esa pelea, sin embargo decidió afrontarla.

“Esta pelea me la avisaron con sólo dos semanas, estaba entrenando pero no al 100%, esta chica tenía cuatro títulos mundiales, pero es no me amilanó”, afirmó Altuve a Contrapunto.

“En el noveno round; cuando le doy ese gancho, la chica quedó desconcertada y no sabía ni cuál era su esquina. El árbitro en vez de contarle, la ayudó a llegar a su esquina, ya por allí se estaban violando las reglas del boxeo”.

Continuó explicando “La Chinita” que luego de esa irregularidad (el árbitro llevó a la pugilista hasta su esquina en vista de que ella no la encontraba), la mexicana no salió al combate durante más de un minuto (razón por la que debió ser descalificada). Sin embargo, en medio de varios sucesos engañosos, le permitieron retornar al combate. La mexicana al entrar al ring se limitó a abrazar a la venezolana y, por absurdo que parezca, los jueces no le dieron la pelea a Altuve, impidiendo nuevamente un título que ella se ganó en el ring.

Por todas estas razones, “La Chinita” asegura que para ganar afuera hay que noquear, para acabar con ese criterio localista de los jueces.

Posteriormente, defendió su cinturón nacional y volvió a noquear, demostrando que es la máxima representante tricolor en el peso mosca.

“La Chinita” Altuve es entrenada por su padre, Jairo Altuve quien recientemente vio coronarse a Michell Banquez, uno de sus pupilos, en Arabia Saudita arrebatando el invicto a Prince Patel convirtiéndose en monarca de la OMB.

En relación a Banquez, nuevo campeón del mundo, la boxeadora destacó el potencial y el gran esfuerzo que él realiza a diario para llegar a la cima, recuerda que ambos debutaron el mismo día. “Ese título lo logró por su constancia y dedicación, pudo demostrar quién era y ahora tenemos un nuevo campeón”, destacó.

En cuanto a las chicas en el boxeo, asegura que no es necesario perder la esencia femenina, y considera que las mujeres dan mejor pelea que los hombres ya que salen desde el primer round a ganar el combate.

Espera que día a día se vayan sumando más mujeres al boxeo nacional. Afirma que todas las que están actualmente son unas luchadoras.

Respecto a la afirmación según la cual ella es la mejor de Venezuela, Altuve asegura que ahora es cuando tiene camino por recorrer y se considerará la mejor cuando finalmente se corone como campeona del mundo.