David Smolansky afirmó que gestionaban el proceso de protección para el boxeador Eldric Sella, quien participó en los Juegos Olímpicos de Tokio en calidad de refugiado y no puede volver a Trinidad y Tobago

Este martes el boxeador olímpico de Venezuela, Eldric Sella fue recibido por Uruguay, luego de que la isla de Trinidad y Tobago, donde reside desde 2018, se negó a otorgarle una visa debido a que se le venció el pasaporte.

En ese sentido, el dirigente de la oposición nacional y defensor de derechos humanos, David Smolansky dio a conocer la información y dijo en Twitter que:

“El boxeador venezolano en condición de refugiado Eldric Sella ha sido recibido por Uruguay. Agradecido con el gobierno de ese país por recibirlo y a ACNUR (la Agencia de la ONU para los Refugiados) por interceder en este caso”, expresó el político.

La noticia fue confirmada por el boxeador a través de su cuenta de Instagram, donde agradeció a Uruguay por abrirle las puertas.

“Hoy tengo la bendición de empezar de nuevo en este país que sin pensarlo dos veces me abrió las puertas y me entregó la llaves para que haga de este mi nuevo hogar”, indicó Sella.

Justo ayer en la tarde, Smolansky afirmó que gestionaban el proceso de protección para el boxeador Eldric Sella, quien participó en los Juegos Olímpicos de Tokio en calidad de refugiado y no puede volver a Trinidad y Tobago.

“Ya culminados los Juegos Olímpicos Tokio 2020, seguimos atendiendo al caso del boxeador venezolano refugiado Eldric Sella. Tendrá un país que lo reciba y otorgue protección. Agradecemos a Acnur (Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados) por interceder y apoyar en este caso”, escribió Smolansky en Twitter.

El político, que fue designado por la Organización de Estados Americanos (OEA) comisionado para la crisis migratoria venezolana, no dio detalles sobre la atención que le prestan a Sella ni que país lo recibirá y otorgará la referida protección.

Sella, de 24 años, fue uno de los 29 atletas refugiados que participaron en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. El venezolano llegó a Japón gracias a las gestiones de ACNUR, el Comité Olímpico Internacional y el otorgamiento de una visa estadounidense.

“Vine como refugiado pero, para mí, yo sigo representando a mi país, a los que se fueron y a los que están ahí y siguen luchando por un mejor país”, declaró durante los Juegos. El boxeador cayó en su primer combate frente al dominicano Euri Cedeño ,en el primer asalto en el peso mediano.