Aunque Álvarez ya ha demostrado su capacidad para absorber los golpes, especialmente en sus dos combates con el kazajo Gennady Golovkin, la potencia de Kovalev podría causarle problemas.

Canelo Álvarez, aspira a ampliar su legado este venidero sábado cuando suba dos divisiones de peso, para enfrentar en Las Vegas, a Sergey “Krusher” Kovalev, campeón de la categoría semipesado de la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

El mexicano de 29 años, rey del peso medio (52-1-2, 35 KOs), es considerado favorito en las apuestas por su velocidad y juventud, frente a la experiencia y poderío de Kovalev.

Álvarez, combatirá por primera vez desde una decisión unánime sobre Daniel Jacobs, en mayo, mientras que Kovalev defendió con éxito su cinturón con un nocaut en el undécimo asalto al británico Anthony Yarde, en agosto, en Rusia.

Aunque Álvarez, ha boxeado en múltiples divisiones, nunca antes había superado el límite del peso supermedio, donde el año pasado sometió en menos de tres asaltos al británico Rocky Fielding.

Kovalev (34-3-1, 29 KOs), se antoja un rival bastante más complicado. Incluso, teniendo en cuenta que el veterano de 36 años, ha mostrado claros signos de envejecimiento en algunas de sus salidas recientes, el ruso sigue siendo una amenaza.

“Es el mejor en su división, es uno de los mejores. Por eso lo elegimos: para hacer historia peleando contra uno de los mejores”, dijo Álvarez esta semana. “Me siento cómodo, me siento bien, veremos el sábado cómo va todo. Confío en mi resistencia, mi fuerza”.