En aquella oportunidad los Yankees de New York anunciaban que el popular “Bambino” pasaba a cobrar la exorbitante cantidad de 70 mil dólares por campaña, algo impensable para esa época

El grande entre grandes, ese fue Babe Ruth, quizás uno de los peloteros más emblemáticos de la historia del mejor beisbol del mundo. Un 2 de marzo de 1927 se convirtió en el jugador mejor pagado en la historia de las Grandes Ligas, ocasión en la cual los Yankees comenzarían a pagarle a Ruth 70 mil dólares por temporada durante los siguientes tres años.

Cuenta la leyenda que el ‘Sultán de Swat’, que había pedido 100.000 dólares, se encontraba con el coronel Jacob Ruppert, en la cervecería del propietario en la sección Yorkville de Manhattan, donde finalizarían el histórico acuerdo con el mítico pelotero.

Sin embargo, los  mayores honorarios del “Bambino” los cobraría en las campañas de 1930 y 1931, llegando a facturar 80 mil dólares por temporada. En su carrera de 22 años de actividad, Babe Ruth recibió honorarios por 856 mil 850, una cantidad menor a lo que puede cobrar un novato al día de hoy.

Hace pocos días, Fernando Tatis Jr. y Padres llegaron a acuerdo por 14 años y 340 millones de dólares, así están los montos hoy en día. Sin embargo, lo de Babe Ruth sentó un precedente tomando en cuenta de que estamos hablando de 94 años atrás.

Babe Ruth ingresó en el Salón de la Fama del Béisbol el 29 de enero de 1936, junto con Ty Cobb, Honus Wagner, Christy Mathewson y Walter Johnson, en una ceremonia celebrada en Cooperstown, Nueva York. Fueron los cinco primeros miembros en ser introducidos en el Hall of Fame de este deporte.