El 12 de agosto de 1984, el venezolano quedó primero en las votaciones para ingresar a Cooperstown con 341 unidades, el 84,62% del total

Uno de los mayores exponentes del beisbol venezolano Luis Aparicio cumple este lunes 35 años de haber sido exaltado al Salón de la Fama de las Grandes Ligas, donde tuvo una trayectoria de 18 años destacando con el guante y el madero.

Aparicio se hizo su debut en 1953, a los 19 años de edad en la novena Gavilanes de Maracaibo, ese día su padre le entregó el bate que éste usaba y cuando le tocó defender la misma posición que él.

Hasta los momentos, Aparicio es el primer y único venezolano en tener una placa en el Museo de Cooperstown, ganó en total nueve guantes de oro.

El jugador venezolano dominó por nueve años consecutivos el renglón de bases robadas en la Liga Americana.

Por si fuera poco, impuso varios récords defensivos para un campocorto en la MLB: más partidos jugados, con 2.581; más lances, con 12.564; más dobleplays, con 1.553, y más asistencias, con 8.016. Además, pudo sumar 10 participaciones en juegos de estrellas.